Amy Winehouse se ha distinguido por dos cosas: cantar maravillosamente bien y escandalizar al mundo con sus actitudes.

 

Lamentablemente en recientes fechas se le está conociendo por una tercera cosa: su delicado estado de salud.

 

Parecería increíble que a sus 24 años, esta talentosa cantante padezca de enfisema pulmonar y no sé si se deba a su desenfrenado estilo de vida o a otras razones. Lo que es un hecho es que ella parecería estar en una loca carrera por acabar con su carrera y con su propia vida.

 

 

Y la enfermedad o su propia falta de disciplina y responsabilidad le está acarreando también problemas legales.

 

Winehouse tenía contratada una presentación en Paris, para el Festival Rock En Siene, con duración de tres días, pero dos horas antes de su presentación notificó a los organizadores del Festival que no podría asistir debido a que no pudo salir de su casa donde está recuperándose de una enfermedad de la que no se dieron más detalles.

 

Por supuesto que los franceses están furiosos ya que Winehouse era la encargada de abrir el concierto. Por ello, ya amenazaron con demandarla por incumplimiento de contrato y los daños que esto les originó.

 Nadie sabe si es verdad que Winehouse está enferma o si solo fue una excusa para cancelar su presentación, pero enferma o no, está por enfrentarse en los tribunales con las consecuencias de sus actos. 

Fuente BBC News

 

miabogadoenlinea.net