El turno para pisar los tribunales le corresponde ahora a la cantante Beyoncé Knowles al haber sido demandada por la empresa de ropa Abercrombie & Fitch a causa de la nueva fragancia de la cantante que se planea saldrá al mercado en el 2010.

Abercrombie & Fitch radicó una demanda en un tribunal federal de Columbus, Ohio, por competencia desleal y prácticas engañosas de comercio, toda vez que el perfume de la cantante tendrá el nombre de Sasha Fierce, lo que podría confundir a los consumidores con la fragancia de A&F llamada Fierce, en el mercado desde el 2002.

En su demanda la firma afirma que con Beyoncé utilizará indebidamente la marca de la fragancia lo que podría suponer menores ventas de la fragancia Fierce.

Beyoncé bautizó al perfume haciendo alusión directa al nombre de su álbum de noviembre del 2008, I am … Sasha Fierce, nombre con el que señaló que le hubiera gustado haber sido conocida.

Abercrombie & Fitch tiene buenas probabilidades de lograr que la fragancia de Beyoncé cambie de nombre debido a la legislación de protección de marcas.

Fuente El País.com

 
www.miabogadoenlinea.net