La posesión de mariguana sigue siendo delito