Mesero ofreciendo comida

Ante el Tribunal de Derechos Humanos de Columbia Británica, Canadá, un mesero, ex empleado de un restaurante en Vancouver, presentó una queja alegando que su despido por ser “agresivo, grosero e irrespetuoso” es discriminatorio porque es francés.

El mesero, Guillaume Rey, dice que el haber sido despedido por las razones antes señaladas es discriminatorio de la cultura francesa, la cual “tiende a ser más directa y expresiva”. Por lo que haberlo despedido por su “personalidad profesional directa y honesta” aprendida en la industria hotelera francesa es discriminatorio, ya que sus habilidades como mesero nunca fueron cuestionados.

Si bien el restaurante pretendió que esta queja se desechara, Devyn Cousineau, miembro del tribunal negó esa petición por lo que el caso tendrá audiencia en fecha aún por definirse.

“El señor Rey tendrá que explicar lo relativo a su herencia francesa que resulta en un comportamiento que la gente malinterpreta como una violación de una conducta aceptable en un empleo”, escribió en su decisión Devyn Cousineau

Si logra explicar que  su trato no es “agresivo, grosero e irrespetuoso”, habrá ganado un argumento a favor de muchos franceses cuyas conductas son percibidas exactamente en estos términos.

Más información theguardian.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Otras Noticias

Suscripción al Boletin