Sábado  18 de noviembre  de 2017  8:06 am
Mujer con disfraz de diablo

Si bien en Alemania no hay leyes que prohíban el uso de nombres específicos, después de varios meses de deliberación, un tribunal convenció a unos padres de no nombrar a su hijo Lucifer y en su lugar registrarlo como Lucien.

Lucifer significa “el portador de la Aurora”, pero es el nombre que los cristianos tradicionalmente han dado al demonio, por lo que se antoja un nombre difícil de ser usado. Sin embargo, estos padres alemanes, por razones que desconocemos, consideraron que era una buena idea llamar así a su hijo.

El asunto llegó a lacorte de distrito referido por el oficial del registro civil de Kassel, en el estado federado de Hesse (donde se localiza Frankfurt am Main), quien se negó a registrar al bebé como Lucifer, alegando que ese nombre podría poner en peligro la seguridad del niño.

Una vez en la corte de distrito, se verificaron varias audiencias en las que los padres estuvieron en desacuerdo hasta que, en la más reciente, celebrada a puerta cerrada, accedieron registrar a su hijo como Lucien y no como Lucifer, conforme lo declaró a medios locales Matthias Grund, vocero de la corte.

El vocero explicó que cuando los oficiales del Registro Civil se encuentran con casos como estos de nombres que pueden poner en peligro al menor, puede negarse al registro y referir el caso a tribunales para que se aclare la situación. Así, es el tribunal el que media con los padres. Si los padres persisten en su empeño, el tribunal es el que tiene la última palabra sobre el nombre.

Frauke Rüdebusch, de la Asociación Alemana de la Lengua, declaró que en Alemania no existen nombres prohibidos, pero han sido establecidas algunas guías para apoyar la decisión de los oficiales del Registro Civil. Algo así como lo que pretendió hacer la funcionaria del Registro Civil de Sonora que en 2014 presentó una lista de nombres que ella consideraba peyorativos, como Alma Marcela o Diodoro, pero que en realidad era una lista de nombres prohibidos.

En esta semana es el segundo caso en Europa del que tenemos conocimiento sobre nombres que se han declarado inaceptables por las autoridades. El otro caso se presentó en Francia respecto de unos papás que querían registrar a su hijo como Yihad.

Más información thelocal.de

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

Otras Noticias

Suscripción al Boletin