Lunes  23 de octubre  de 2017  1:29 pm
Urinarios en Ámsterdam

El pasado lunes, un juez en Ámsterdam, Países Bajos, impuso una multa de 90 euros a una mujer por haber orinado en la calle y no haber usado siquiera uno de los urinarios o mingitorios que hay en la ciudad diseñados para que los hombres orinen.

“No hubiera sido agradable, pero se puede hacer”, dijo el juez a Geerte Piening la mujer de 23 años multada por haber orinado en la vía pública cuando en una noche de fiesta, pasada la hora del cierre, no encontró lugar en el que satisfacer su necesidad por lo que buscó una calle tranquila mientras sus amigas cuidaban que nadie la viera.

El juez le explicó que, aunque en Ámsterdam hay poco sanitarios públicos para mujeres, no hay necesidad de construir más (hay 35 urinarios públicos y solo cuatro baños para públicos para mujeres, conforme la publicación local Parool) y comparó su conducta con la de tirar basura en la calle. Incluso le dijo que era solo la segunda mujer a la que veía en un tribunal por haber orinado en la calle.

Las palabras y la actitud del juez levantaron inconformidad entre las habitantes de la ciudad y una de ellas, Cathelijne Hornstra, decidió demostrarle al juez lo absurdo de sus palabras. Así, convocó en su perfil de Facebook para que algunas mujeres se presentaran en los urinarios o mingitorios de la bulliciosa zona de Leidseplein y usarlos. La abrumadora respuesta, sin embargo, llevó a la cancelación del plan, pues fueron 1,100 mujeres las que confirmaron su asistencia mientras que 7,900 señalaron que estaban interesadas.

“El abrumador interés indica que hemos crecido mucho”, declaró Cathelijne Hornstra. “No podemos meter a todas las mujeres que dijeron que irían en un solo lugar”.

La protesta ahora ha cambiado a otra más general y menos multitudinaria pues se ha hecho el llamado a las mujeres a que usen los urinarios, tomen una fotografía y la compartan en Facebook o Twitter con el hashtag #wildplassen que significa orinar.

Geerte Piening declaró que no tenía la intención de que su caso se convirtiera en “este gran tema feminista”, pero que, por otro lado, está satisfecha con el hecho de que el problema de la misoginia de baños en Ámsterdam haya sido abordado.

Más información dutchnews.nl

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

Otras Noticias

Suscripción al Boletin