Domingo  24 de septiembre  de 2017  8:15 am
Uniforme de policía

Un tribunal de apelaciones alemán revirtió la decisión de primera instancia por la cual se multó a una persona por haber ofendido a un oficial de policía por haberse echado dos pedos en su presencia.

Los hechos ocurrieron en febrero de 2016 cuando un hombre llamado Christoph S., estando al lado de una mujer policía durante un control de identidad en el vecindario de Friedrichshain, Berlín, decidió sacar sus ventosidades no una sino dos veces, lo que fue tomado por otro oficial de la policía como un insulto.

Por insultos a la autoridad este sujeto fue llevado a proceso, concluyéndose en primera instancia que era culpable del delito imputado por lo que se le ordenó pagar 900 euros como multa.

“Una cosa es si el líder de una unidad de policía ve el honor de su colega insultado por un pedo. Pero es otra si la fiscalía y el juez coinciden – es un fallo del estado”, declaró a los medios el abogado de Christoph S durante la audiencia de apelaciones que tuvo verificativo el jueves de la semana pasada.

La corte de apelaciones coincidió en que era demasiado multar a alguien con casi mil euros por dos pedos y decidió anular la sentencia y la multa.

Pese a que terminó siendo absuelto, los dos pedos le costaron a este hombre tiempo y dinero en honorarios a abogados por lo que seguramente concluyó que haber canalizado de una forma tan infantil su enojo fue una gran estupidez.

Más información thelocal.de

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

Otras Noticias

Suscripción al Boletin