Miércoles  18 de octubre  de 2017  11:46 pm
Máquinas tragamonedas

El pasado mes de agosto, Katrina Bookman pensó que había ganado casi 43 millones de dólares en una máquina tragamonedas cuando vistió el casino Resorts World Casino en Nueva York. Su felicidad duró poco porque al día siguiente empleados del casino le dijeron que el premio era falso pero que la compensarían con una cena y US$2,25.

La desilusión de haberse creído ganadora y no serlo, la dejó con ansiedad y depresión y por ello decidió contratar los servicios del abogado Alan Ripka y demandar por negligencia al casino ante los tribunales del condado de Queens.

En la demanda se explica que la máquina tragamonedas prendió luces e hizo sonidos mientras en pantalla se desplegó una leyenda que decía “imprimiendo un recibo por $42,949,672.76". Katrina se tomó una fotografía con esta pantalla para compartir con sus amigos el momento. Se trata de una fotografía que ahora acompaña a la demanda.

Momentos después de haber creído que ganaba el premio, personal del casino la acompañó a la salida y al día siguiente le explicaron que la máquina no estaba funcionando correctamente por lo que en realidad no había ganado el gran premio. Por las molestias ocasionadas, le ofrecieron una cena que consistía en un filete y US$2,25. Katrina no aceptó ni el filete ni el dinero.

Si bien la Comisión de Juegos del Estado de Nueva York ya ha declarado que al momento de los hechos la máquina exhibía una declaración que anulaba todos los premios por mal funcionamiento, el abogado Ripka ha procedido con la demanda porque dice que Restorts World Casino no ha explicado los motivos del mal funcionamiento de la tragamonedas.

“No puedes reclamar que una máquina está descompuesta porque quieres que esté descompuesta. ¿Eso significa que no le habían dado mantenimiento?”, cuestionó el abogado Ripka. “Y de ser así, ¿eso significa que las personas que jugaron antes no tenían ninguna oportunidad de ganar?”

Para que se respondan estas preguntas, Katrina Bookman ha presentado la demanda en contra del casino y las dos empresas que se encargan del mantenimiento de estas máquinas de juego, pidiendo una cantidad no especificada por daños, aunque el abogado Ripka tiene en mente pedir los 43 millones de dólares.

Conforme al Chicago Tribune, los tribunales del estado de Iowa ya revisaron un caso semejante y negaron a una mujer de 90 años el premio de 41 millones de dólares que la máquina le indicó que había ganado. El razonamiento es que “las reglas del juego cubren premios máximos de US$10,000, sin posibilidad de bonos”.

Pero ya veremos qué opinan del tema los tribunales de Nueva York.

Más información cnn.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen pixabay.com

Otras Noticias

Suscripción al Boletin