Jueves  27 de abril  de 2017  4:56 am
Cervezas de BrewDog

La mala publicidad que la amenaza de demandar a un pequeño pub ha tenido en la cervecería escocesa BrewDog, ha sido suficiente para que su fundador no solo haya retirado a sus abogados y la amenaza, sino que incluso intente compensar con regalos a los propietarios del pub en Birmingham, Inglaterra.

Todo empezó cuando dos hermanos llamaron a su pub The Lone Wolf, El lobo solitario. Los abogados de la autollamada cervecería “punk” pronto escribieron una carta señalando que, de no desistir del uso de ese nombre, marca registrada de la empresa para su ginebra, procederían en su contra con una demanda. El típico caso de David contra Goliat.

Frente a esta amenaza que bien podía costarles el negocio familiar, los propietarios del pub, los hermanos Joshua y Sallie McFadyen, decidieron cambiar de nombre a su local a Wolf of Birmingham, invirtiendo una fuerte cantidad de dinero en este cambio.

El caso fue reportado por el diario británico The Guardian y la noticia generó muy mala publicidad para la cervecería fundada en 2007 por James Watt y Martin Dickie, quienes presentan a su empresa como una que prepara cerveza “hardcore” (fuerte, dura) para punks.

Al parecer, a los “consumidores punk” de esta cervecería no les gustó que la empresa tuviera el clásico comportamiento de las voraces transnacionales cuando empezó como una pequeña empresa casera, y los comentarios negativos no se hicieron esperar.

Frente a esta negativa publicidad, este lunes, James Wyatt, fundador de BrewDog, escribió en su cuenta de Twitter que todo fue debido a los abogados: “Nuestros abogados actuaron un poco precipitados. Estamos felices que el Lone Wolf Bar de Birmingham siga usando su nombre”, e incluso ofreció enviarles algunas cajas de cerveza como gesto de buena voluntad.

“Aunque usan trajes y usualmente son muy sensibles, los abogados algunas veces se ponen un poco locos y olvidan el tipo de negocio que somos y cómo nos comportamos. Ellos están apenados por sus acciones y los hemos puesto en el servicio de lavado por una semana”, escribió Wyatt en un comunicado para tratr de dar por finalizado el tema.

Por su parte, Joshua y Sallie McFayden, declararon que dejaron de usar el nombre de la controversia y que no piensan volver a usarlo pues han hecho una fuerte inversión en el cambio y volverlo a cambiar implicaría invertir más dinero.

“Lástima que tuvimos que gastar dinero en el renombramiento por los ‘abogados’”, escribieron los hermanos en su cuenta de Twitter.

Para analistas de mercadotecnia todo este asunto terminará siendo muy buena publicidad para la empresa.

“Aquí tenemos al dueño de una empresa retirando a sus abogados y favoreciendo a los desvalidos. Eso se siente bien para una marca que reta. Posiblemente quede algo que ganar para ellos”, declaró a The Guardian, Graham Hales, experto en marcas y jefe de mercadotecnia de Chemistry Group.

Más información theguardian.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen BrewDog.com

Otras Noticias

Suscripción al Boletin