En Francia se ha presentado un caso muy peculiar en el que un matrimonio ha quedado entre la espada y la pared ya que, de cumplir con una sentencia impuesta arriesgan la imposición de una elevada multa e incluso el riesgo de prisión.

Ante el Tribunal de Derechos Humanos de Columbia Británica, Canadá, un mesero, ex empleado de un restaurante en Vancouver, presentó una queja alegando que su despido por ser “agresivo, grosero e irrespetuoso” es discriminatorio porque es francés.

El pasado 16 de marzo, un tribunal australiano impuso una multa a un sujeto que removió de su tarjeta de pago sin contacto el chip y se lo implantó en la mano.

Un molesto conductor que al pasar frente a las cámaras viales que graban a los motoristas en las carreteras de Francia mostró el digitus impudicus, doigt d'honneur o dedo medio, podría enfrentar una condena de entre dos y cuatro meses de prisión.

El Consejo de París, Francia, examinará esta semana si existen bases legales para clausurar el primer burdel con muñecas sexuales que abrió a principios de este año en el distrito 14, siguiendo los pasos de un burdel semejante abierto en Barcelona, España, en febrero del año pasado.

Por el clásico berrinche que muchos hacen cuando no les dejan pasar bebidas alcohólicas a bordo de un avión, un jubilado alemán enfrenta la posibilidad de una multa de 10,000 euros.

Las patas casi intactas de una garza azul que murió rostizada por un indigente en La Haya, Países Bajos, formará parte de la exhibición de “Animales muertos con historia” que forma parte del Natuurhistorisch Museum, Museo de Historia Natural, en Rotterdam.

Una vez más ha trascendido que en Francia las autoridades están evitando que unos padres llamen a su pequeña hija Liam, un nombre que se suele poner a los varones como el cantante Liam Gallagher de Oasis o el actor Liam Neeson.

El tribunal de menor instancia de Mokkatam, un suburbio de El Cairo, Egipto, condenó a seis meses de prisión a la cantante pop Sherine por haber insultado a Egipto al haber hablado de la contaminación del Río Nilo. 

Ante un tribunal de Leicester, Inglaterra, dos personas fueron multadas por haber incumplido los planes de remodelación de su propiedad y haber ocultado la casa detrás de una puerta falsa de garaje y altos muros.

Por haber denunciado falsamente haber sido drogado y robado para justificar haber estado de fiesta durante 15 horas, un juez en Valencia, España, condenó a un sujeto a una pena de ocho meses de multa de 10 euros diarios.

Otras Noticias

Suscripción al Boletin