Logotipo del CONACYT

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró inconstitucional el requisito de “dedicación exclusiva” establecido por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) para otorgar una beca, así como el negarla a estudiantes de posgrado que tengan un empleo.

En el caso, el CONACYT retiró la beca a un estudiante de posgrado debido a que se encontraba trabajando en una actividad distinta a la docencia o investigación, incumpliendo supuestamente el requisito de “dedicación exclusiva” de la beca que el organismo le había otorgado en marzo de 2016.

En la Convocatoria se definió el término “dedicación exclusiva” como “Becario Nacional de dedicación exclusiva es el estudiante inscrito en un programa presencial convencional de posgrado registrado en el PNPC (Programa Nacional de Posgrados de Calidad), que cursa el número total de asignaturas por periodo lectivo que se establecen en la estructura curricular de dicho programa de posgrado, obteniendo un promedio igual o superior a 8 en cada uno de los periodos lectivos con todas las materias aprobadas…

En apoyo a su formación, podrá realizar actividades de docencia o de investigación con o sin remuneración, siempre y cuando estas actividades no excedan de 8 hrs. a la semana”.

El becario argumentó que no existía incumplimiento al requisito de “dedicación exclusiva” en los términos definidos en la Convocatoria y promovió juicio de nulidad en contra de la decisión ante el Tribunal Federal de Justicia Administrativa (TFJA), destacando que ni en la Convocatoria ni en alguna otra disposición legal o reglamentaria existía prohibición de tener un trabajo para obtener o gozar de la beca que la definición de “dedicación exclusiva” contenida en la Convocatoria no prohíbe ejercer un trabajo remunerado.

El TFJA concedió la razón al CONACYT y el becario solicitó el amparo en contra de esa resolución ante un Tribunal Colegiado al considerar que se violaban los artículos 3 y 5 constitucionales en relación al derecho a la educación y la libertad de trabajo, por lo que el caso llegó a la SCJN al interponerse un recurso de revisión.

Al resolver, la SCJN estableció que establecer los sistemas de becas es una obligación del Estado y forma parte del derecho a la educación por lo que las personas tienen el derecho a acceder al otorgamiento de ese tipo de becas.

Asimismo, señaló que el requisito de “dedicación exclusiva” sí impide que los becarios desempeñen un trabajo remunerado, pero consideró que esa es una “… restricción (injustificada) al derecho a la libertad de trabajo en términos del artículo 5º, párrafos primero y sexto de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos”.

“El requisito de ‘dedicación exclusiva’ propicia que el sector de la población más próximo a acceder a la educación se vea desincentivado a obtener un pase a un posgrado… Por lo que debe concluirse que tal restricción no encuentra justificación constitucional”, indica el fallo.

En su decisión la SCJN destacó que las becas para posgrados, por su propia naturaleza, se dirigen a un sector de la población adulta, que por su “… nivel educativo, por lo general, cuentan con trabajos y compromisos que difícilmente pueden dejar a un lado por dedicarse a estudiar un posgrado de tiempo completo”.

Con esta sentencia el becario podrá recuperar su beca, pero también establece un camino para que otros que trabajan aspiren a becas del CONACYT.

Más información scjn.gob.mx

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Otras Noticias

Suscripción al Boletin