Domingo  24 de septiembre  de 2017  8:15 am
Mazo y birrete

Un juez de Distrito determinó que una madre indígena recuperara la custodia de sus dos hijos de 8 y 5 años. Ella fue acusada por el Sistema Municipal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) de Orizaba, Veracruz, de omisión de cuidados.

El DIF encontró a los menores supuestamente abandonados en un parque y señaló a la madre por considerar que los menores eran obligados a realizar vendimia en la calle.

La mujer, habitante del Barrio de San Miguel, municipio de La Perla, explicó que para poder sacar adelante a sus hijos se dedica a la venta de chicles en Orizaba. Ella fue detenida y denunciada ante la Fiscalía General del Estado (FGE).

En su momento, la mujer expuso que en esta época vacacional lleva a sus hijos a acompañarla porque no tiene quien los cuide.

Al realizar la investigación, la FGE concluyó que los menores no eran maltratados, ni hubo un descuido por parte de la madre y también que se encuentran sanos.

Además, en su declaración la niña manifestó que su hermano lloraba porque quería un helado, el mismo que fue comprado por la madre, además de que se negó a seguir caminando y por eso se quedaron en el parque mientras la madre fue a vender.

Más información e-veracruz.mx 

miabogadoenlinea.net

 

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

Otras Noticias

Suscripción al Boletin