Miércoles  16 de agosto  de 2017  11:34 pm
Logo de la Suprema Corte

El pasado 1° de agosto la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró inconstitucionales los artículos 294, 297 y 300 del Código Civil del Estado de Puebla que hacen referencia al matrimonio, al considerar que esas disposiciones discriminan a las parejas del mismo sexo. Ahora los legisladores del estado buscan cómo darle la vuelta a esa decisión.

La decisión fue tomada por el pleno de la SCJN a consecuencia de una acción de inconstitucionalidad promovida por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, cuando estas disposiciones fueron reformadas por el Congreso del estado en marzo de 2016.

La SCJN, por unanimidad, coincidió en que la disposición excluye de la figura del matrimonio a las parejas del mismo sexo al hacer referencia expresamente a “el hombre y la mujer”, lo cual resulta violatorio de la dignidad humana en su vertiente de libre desarrollo de la personalidad, así como de la organización y desarrollo de la familia, previstos en los artículos 1º y 4º de la Constitución Federal. Además, considera que dicha porción normativa es discriminatoria al dar un trato diferenciado injustificado a las parejas homosexuales respecto de las heterosexuales.

Así, el máximo tribunal declaró la invalidez del artículo 300 en la porción normativa que indica “el hombre y la mujer” del código civil para el estado libre y soberano de puebla y, en vía de consecuencia, la del artículo 294 en la porción normativa “perpetuar la especie y”.

En ese orden de ideas, dice la SCJN, “en la interpretación y aplicación de la porción normativa ‘un solo hombre y una sola mujer’, del citado artículo 294, de las porciones normativas ‘entre un solo hombre y una sola mujer’ y ‘como marido y mujer’ del artículo 297, y de las porciones normativas referidas a tales sujetos, contenidas en diversos preceptos del código y en otros ordenamientos estatales vinculados tanto en el matrimonio como con el concubinato (comprendido dentro del capítulo segundo ‘matrimonio’ del Código Civil), deberá entenderse que estas instituciones involucran a dos personas del mismo o de diferente sexo”.

En su sentencia, el alto tribunal no sugiere o instruye al Congreso del Estado de Puebla a legislar en la materia, sino que resuelve cómo deben interpretarse las disposiciones relativas o referentes al matrimonio. Las declaraciones de invalidez decretadas en el fallo, así como sus efectos, se surtirán a partir de la notificación de los puntos resolutivos al Poder Legislativo local.

Pero algunos legisladores, aunque afirman que acatarán la decisión de la Suprema Corte, buscan cómo darle la vuelta. Los legisladores consideran que las uniones entre personas del mismo sexo no deben de ser catalogadas como matrimonio, sino que se debe crear una figura legal distinta ya que, insisten, el concepto de matrimonio está identificado para el hombre y la mujer.

“Matrimonio como tal no puede ser porque la ley es muy clara cuando habla de matrimonio, se debería de buscar un término, porque tú tienes una identidad, que durante tantas décadas, desde que están nuestras leyes hablan de contrato civil entre un hombre y una mujer… El matrimonio tiene un concepto dentro del Código Civil en el país, y yo creo que eso se tendría que buscar la palabra adecuada sin tratar de generar una polémica” dijo el legislador Mariano Hernández Reyes del PT.

Pablo Rodríguez Regordosa del PAN propone también una figura legal distinta al matrimonio y propuso que esta figura fuese el "isomonio”, palabra creada por el diputado que deriva del vocablo griego ISO que significa igual, haciendo referencia al mismo sexo y ”eudaimonia” que quiere decir felicidad.

”Así como en los contratos mercantiles la palabra venta y permuta, ambas son operaciones de traslación del dominio de un bien, así lo deberíamos hacer en los contratos civiles, dejando la palabra matrimonio para la unión entre un hombre y una mujer y la palabra ‘isomonio’ cuando se trate de personas del mismo sexo”, explicó Rodríguez Regrodosa.

Por muy creativos que quieran verse los legisladores, la SCJN también se ha manifestado en contra de crear una figura jurídica de enlace conyugal para los homosexuales, al considerar que se trata de una distinción discriminatoria.

Al respecto, el alto tribunal ha establecido la tesis de jurisprudencia de rubro “EXCLUSIÓN DE LAS PAREJAS DEL MISMO SEXO DEL MATRIMONIO. EL HECHO DE QUE EXISTA UN RÉGIMEN SIMILAR PERO DISTINTO AL MATRIMONIO Y QUE POR ELLO SE LES IMPIDA EL ACCESO A LAS PAREJAS DEL MISMO SEXO ES DISCRIMINATORIO”, que establece que negar el acceso al matrimonio a las parejas homosexuales, contemplando un "régimen jurídico diferenciado" o un "modelo alternativo" a dicha institución es discriminatorio, “sin importar que ambos contemplen los mismos derechos y que su única diferencia con el matrimonio sea la denominación que se le da”, ya que implica la creación de un régimen de "separados pero iguales" que “perpetúa la noción de que las parejas del mismo sexo son menos merecedoras de reconocimiento que las heterosexuales, lo que ofende su dignidad como personas”. La doctrina de "separados pero iguales" surgió en Estados Unidos en el contexto de la discriminación racial de finales del siglo XIX.

Así que crear un régimen jurídico diferenciado tampoco es una opción, ya que sólo llevarán a la SCJN a declararlo también inconstitucional.

Lo mejor sería dejar las cosas como están.

Más información scjn.gob.mx 

miabogadoenlinea.net

 

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

Otras Noticias

Suscripción al Boletin