Miércoles  16 de agosto  de 2017  11:34 pm
Discoteca silenciosa

En el Congreso de Jalisco se presentó una iniciativa para modificar los artículos 3, 102, 144, 146, 148 y adicionar el artículo 103 Bis de la Ley Estatal del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente; así como el 176 de la Ley de Movilidad y Transporte para regular la emisión de ruido.

La iniciativa explica que “La Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2011, determinó que el ruido es el segundo factor más perjudicial para la salud después de la contaminación del aire. Una persona no debe estar expuesta a más de 60 decibeles. Exponerse a niveles de más de 90 decibeles representan una situación crítica”.

En la iniciativa promovida por Cruzada contra el Ruido, académicos e investigadores proponen sancionar la emisión de más de nueve decibeles por encima de las normas ambientales. Si un establecimiento comercial rebasa los límites sonoros de la norma en dos ocasiones en un sólo año, será clausurado definitivamente y su licencia revocada.

En el caso de la ley de movilidad sancionaría a aquellos que hagan ruido excesivo con sus motores o con los equipos de sonido.

La multa aplicable mínima sería de 20 Unidades de Medida y Actualización, 1,509 pesos a 20 mil UMA, es decir, un millón 509 mil pesos.

En la iniciativa se propone sancionar a personas que hagan ruido dentro de sus domicilios, las cuales podrán ser denunciadas y el juez calificador determinará la multa aplicable. Si la persona no paga su sanción, se inscribirá como crédito fiscal en la cuenta catastral del inmueble en que se generó la infracción.

En cuanto a los establecimientos comerciales, estos deberán tener equipos reductores de ruido debiendo de informar los niveles de decibeles a los que se encuentran sometidos. La medición de los decibeles se realizará desde el espacio interior y exterior de cualquier inmueble vecino a aquel de donde se genera el ruido, o bien en el área pública a uno y tres metros del límite de la propiedad. El nivel máximo se determinará en el inmueble que recibe el ruido, no en el emisor. El máximo será el dictado por las Normas Oficiales Mexicanas.

La Norma Oficial Mexicana NOM-081-ECOL-1994, Que establece los límites máximos permisibles de emisión de ruido de las fuentes fijas y su método de medición, establece para el ruido en residencias 6:00 a 22:00 horas 55 decibeles y de 22:00 a 6:00 horas 50 decibeles; en industrias y comercios 6:00 a 22:00 horas 68 decibeles y 22:00 a 6:00 horas 65 decibeles; escuelas 55 decibeles y ceremonias, festivales y eventos de entretenimiento pueden durar cuatro horas como máximo y el sonido máximo no debe pasar de los 100 decibeles.

Más información publimetro.com.mx 

miabogadoenlinea.net

 

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

Otras Noticias

Suscripción al Boletin