Miércoles  26 de julio  de 2017  12:38 am
Un ejemplar de borrego cimarron

Ganaderos agrupados en la Asociación Nacional de Ganaderos Diversificados Criadores de Fauna (ANGADI) se pronunciaron la semana pasada en contra de una iniciativa de ley que supuestamente pretende prohibir la cacería deportiva.

La ANGADI agrupa a nivel nacional a los propietarios de predios particulares, ejidos y terrenos comunales, dedicados a la conservación, manejo y aprovechamiento sustentable de los recursos de la flora y la fauna silvestre que se desarrolla y produce en sus tierras, utilizando en forma integral para este fin, las distintas especies domésticas, silvestres, nativas y lacustres.

Promueven la caza sustentable de ejemplares como codorniz común y escamosa, ganso, grulla gris, guajolote silvestre, palomas, patos; armadillo, conejo, coyote, gato montés, liebre, puma y venado cola blanca, entre otros.

Ellos argumentan que a través del aprovechamiento racional y sostenido de la fauna silvestre regional se han obtenido beneficios económicos para el tenedor de la tierra y ha sido posible recuperar especies de fauna silvestre clasificadas regionalmente como “amenazada” ó en “peligro de extinción” a abundante, citando como ejemplo el caso del venado cola banca, gracias al manejo adecuado de poblaciones y hábitat.

Para la organización, aprobar una prohibición a la caza deportiva alentaría la cacería furtiva en Tamaulipas, Coahuila, Sonora y otras entidades; frenaría ingresos al sector por 1.5 millones de dólares al año, mismos que benefician no sólo a ganaderos, sino también, a comercios, empresarios y al turismo de la ciudad.

“Consideramos y esperamos el apoyo de los diputados federales y senadores de todos los partidos para que pongan en su lugar a ese grupo de personas que están encaprichadas en poner prohibiciones, cuando básicamente se puede resolver un problema a través de suspensiones temporales de aprovechamiento de las especies que requieran protección”, dijo.

Según la organización, la prohibición estaría incluida en la iniciativa de Ley General de Biodiversidad que reforma la Ley General de Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente y abroga la Ley General de Vida Silvestre, y que desde octubre de 2016 fue presentada en el Senado de la República. Sin embargo, esta iniciativa permite la cacería deportiva.

La iniciativa que sí prohíbe la cacería deportiva es la presentada en febrero de 2016 por la que se reforman, derogan y adicionan diversas disposiciones de la Ley General de Vida Silvestre y de la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.

En esta iniciativa se expone que el ser humano es violento no por naturaleza, sino como un proceso de socialización y aculturación sobre un valor aprendido y transmitido por generaciones.

La exposición de motivos cita a Albert Bandura, psicólogo canadiense que señala que el comportamiento agresivo se dispara en base a un estímulo idéntico y repetitivo que refuerza la personalidad agresiva de la persona en un ambiente y un espacio determinado.

En este orden de ideas, la iniciativa considera que la cacería es un disparador de la violencia al ser un acto violento que puede motivar y encauzar acciones violentas no solo contra animales, sino agresiones contra otras personas, citando estudios que evidencian que la crueldad que muestran las personas hacia los animales son señales de alarma para el futuro.

Ambas iniciativas aún se encuentran en comisiones y aun no se cuenta con un dictamen que concluya que son viables.

AGNADI cabildea para que una prohibición de la cacería deportiva no prospere.

Más información elmanana.com.mx

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

Otras Noticias

Suscripción al Boletin