En Bélgica y Alemania han cuestionado las nuevas Condiciones y Términos de uso de Facebook que se implementaron a partir de enero de 2015 al considerar que violan las normas europeas en la materia.

En Bélgica la Comisión de Privacidad solicitó al Centro Interdisciplinario para la Ley, la Tecnología de Información y Comunicación de la Universidad de Lovaina y al Departamento de Estudios sobre Medios, Información y Telecomunicaciones de la Universidad Libre de Bruselas que analizaran las nuevas políticas de Facebook y el lunes estas instituciones han presentado sus conclusiones, señalando que aunque los cambios sólo hacen más explicitas las políticas ya existentes, éstas violan la legislación europea.

Según el documento, la carga que Facebook deja en manos de los usuarios es excesiva al tener que realizar una amplia gama de ajustes para maximizar su privacidad, pero no les otorga control sobre los datos de localización o su aparición en anuncios.

El informe considera que la información que reciben los usuarios es inadecuada. Por ejemplo los alcances del término “con fines publicitarios” para el uso de imágenes publicadas por el usuario no quedan del todo claro.

Lo mismo sucede con los términos “terceras empresas”, “proveedores de servicios”" y “otros socios” que se mencionan en las políticas de Facebook sobre uso de datos, ya que no se identifica claramente de quién se puede tratar.

La red social tampoco explica claramente el uso de los datos que se recaba a través de sitios de terceros, aplicaciones para celular así como de las compañías recientemente adquiridas como WhatsApp e Instagram.

Todo indica que al menos por ahora, la Comisión de Privacidad no presentará una acusación formal en contra de Facebook, pero continuarán revisando las políticas de la red social.

En Alemania ha corrido con menos suerte porque la Federación de Organizaciones de Consumidores Alemana amenazó el día de ayer con demandar a la red social si no modifica sus términos de servicio.

La Federación afirma que ha enviado a la sede de Facebook en Dublin, Irlanda, una carta de cese y desistimiento en la que expone que la empresa, en al menos en 19 de sus cláusulas, está violando la legislación alemana.

La queja está respaldada por el Ministro de Justicia que señala que las políticas de Facebook son muy vagas, además de que propone que la empresa permita que el usuario se oponga a ciertas cláusulas sin necesidad de dejar de recibir el servicio.

La respuesta de Facebook es que sus términos y políticas fueron actualizados para hacerlos más claros y concisos, para reflejar las nuevas características del producto y para poner de relieve cómo están ampliando el control de las personas sobre la publicidad, además de que, aunque revisarán las quejas, consideran que están dando cumplimiento a todas las disposiciones legales aplicables.

Más información en cnet.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net

Otras Noticias

Suscripción al Boletin