Lunes  23 de octubre  de 2017  1:29 pm
Edificio Space en Medellín, Colombia

La noche del 12 de octubre de 2013 la Torre 6 de un conjunto residencial llamados Space en Medellín, Colombia, se derrumbó, dejando once personas muertas. Este martes tanto el calculista de la estructura, el gerente de la constructora, la directora de obra y el curador urbano fueron imputados por homicidio culposo.

Después del derrumbe de la Torre 6 se hizo un peritaje para determinar las causas del mismo y de ese peritaje se desprendió que los cálculos fueron mal realizados pues la obra incumplía las normas básicas de sismo resistencia, además de que se diseñaron muros débiles. Por esta causa se ordenó la demolición de otra torre del conjunto Space que corría el riesgo de derrumbarse.

En la audiencia celebrada en el juzgado de Medellín se leyeron los cargos contra Jorge Aristizábal y Pablo Villegas, calculista y gerente de la constructora del edificio Space respectivamente, quienes se declararon inocentes. Por el mismo delito de homicidio culposo fue imputada ante otro juzgado María Cecilia Posada, directora de la obra de construcción, y quien también se declaró inocente.

También ha sido imputado por homicidio culposo, entre otros delitos, el curador urbano Carlos Ruíz. El curador urbano es quien se encarga de tramitar y expedir licencias de construcción a quienes realizan proyectos urbanísticos o de edificación, en las zonas o áreas del municipio que la administración municipal le haya determinado como su jurisdicción.

De las investigaciones se ha desprendido que este funcionario entregó la licencia de construcción del edificio Space y de otros edificios de la misma constructora que están siendo inspeccionados, sin realizar los trámites necesarios. Es más, los investigadores concluyeron que este funcionario actuó por omisión al otorgar la licencia de construcción para las tres últimas etapas del edificio Space y que eximió a la constructora de la supervisión técnica que es obligatoria para esta clase de proyectos.

Contra Carlos Ruíz, la fiscalía solicitó medidas de aseguramiento a fin de que sea suspendido de sus actividades y deje de expedir licencias de construcción como ha seguido haciendo pese al derrumbe del edificio.

Por lo que respecta al calculista de la obra y al gerente de la constructora CDO, de ser encontrados culpables podrían ser sentenciados hasta a nueve años de prisión.

Más información El Tiempo

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

Otras Noticias

Suscripción al Boletin