Martes  21 de noviembre  de 2017  7:19 pm

Hoy está naciendo una nueva nación en el mundo. Se trata de Sudán del Sur, región que hoy declara su independencia de Sudán, tras haberlo aprobado mediante referéndum el pasado 9 de enero.

 

Para ayudar en la consolidación de la independencia de esta nueva nación, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó por unanimidad el establecimiento de una misión de asistencia en Sudán del Sur que constará de 7.000 efectivos militares y 900 policías, además de un componente civil que incluirá expertos e investigadores de derechos humanos.

 

La UNMISS, las siglas en inglés de la misión, que ya estaba operando en la zona, tendrá como nuevo mandato consolidar la paz y la seguridad, y contribuir a establecer las condiciones para el desarrollo del nuevo Estado y entre sus funciones deberá asistir a las autoridades locales en la protección de civiles y del personal de la ONU.

 

La existencia de la UNMISS no significa, sin embargo, el reconocimiento del nuevo país ante la ONU, ya que Sudán del Sur, oficialmente independiente, deberá registrarse ante este organismo internacional.

 

Tras este registro, la International Standards Organization, ISO, asignará las siglas que identificarán al nuevo país y que se utilizarán en documentos oficiales como los pasaportes que se expidan.

 

Sudán del Sur cuenta ya con una capital que es la ciudad de Juba. Se trata de una ciudad que carece en algunas zonas de electricidad y servicios de agua potable por lo que el gobierno de transición ha pensado en la planeación de una nueva ciudad que sea capital del país, organizada para un crecimiento a futuro.

 

Pese a que el presidente de Sudán, Omar al-Bashir, ha cumplido con la decisión de Sudán del Sur de ser independiente, queda todavía en disputa la importante región de Abyei, rica en petróleo, que pese a que de acuerdo con una resolución de límites de La Haya, es propiedad de Sudán del Sur, las instalaciones y oleoductos son propiedad de Sudán.

 

Sudán del Sur alcanza después de años de lucha su nuevo estatus. Desde que se firmó un acuerdo en 2005 había alcanzado cierta autonomía lo que evidenciaba numerosas diferencias con Sudán, como el hecho de que en Sudán del Sur la religión mayoritaria no es el Islam y por tanto no aplican la Sharia o ley islámica.

 

  

Más información ONU

 

www.miabogadoenlinea.net

 

Otras Noticias

Suscripción al Boletin