Corte Suprema de Chile

La Primera Sala de la Corte Suprema de Justicia de Chile condenó a los padres de un menor que divulgó imágenes íntimas de su ex novia de 14 años en redes sociales, a pagar una indemnización total de 4,650 dólares a la víctima y sus progenitores.

En el caso, un muchacho, se presume que de la misma edad que la víctima, publicó en Instagram fotografías de carácter sexual de una compañera de colegio cuando ella terminó la relación de noviazgo, en lo que se conoce como “revenge porn” o pornografía de venganza. Aunque las imágenes posteriormente fueron borradas, estas fueron vistas por otros alumnos del colegio.

Las imágenes fueron tomadas bajo el consentimiento de ambos, sin embargo, siempre dentro del ámbito privado.

Los padres de la víctima decidieron demandar a los padres del responsable para que se hiciesen responsables por la actuación de su hijo en términos del Código Civil chileno.

En el fallo, la Primera Sala del máximo tribunal estableció la responsabilidad de los padres demandados por la falta de vigilancia respecto del actuar negligente y culpable de su hijo.

El “… hecho constituye un atentado al deber de no causar daño que consagra nuestro ordenamiento jurídico sobre el cual se construye el sistema de la responsabilidad, por parte del hijo de los demandados, quien no debió divulgar, hacer circular de ninguna forma tales fotografías o permitir que ocurriera pues fueron tomadas en el contexto de una relación íntima y privada y que por su naturaleza no estaban destinadas sino que a mantenerse en ese contexto, siendo absolutamente previsible y lógico que su divulgación a través de las redes sociales afectaría a la involucrada, al verse expuesta a una vejación pública de esta índole, considerando por lo demás su corta edad, 14 años", sostiene el fallo.

La resolución agrega que existe un presupuesto de responsabilidad de los padres al existir un actuar negligente y culpable del hijo de los demandados, conforme a lo señalado en el artículo 2320 del Código Civil chileno, que hace a los padres responsables de los hechos que causan daño cometidos por sus hijos, cuando el hijo menor de edad viva en casa del padre, permitiendo exonerarse de responsabilidad a éste en caso que no hubiere podido impedir el hecho.

Dicha disposición establece que “Toda persona es responsable no sólo de sus propias acciones, sino del hecho de aquellos que estuvieren a su cuidado. Así el padre, y a falta de éste la madre, es responsable del hecho de los hijos menores que habiten en la misma casa… Pero cesará la obligación de esas personas si con la autoridad y el cuidado que su respectiva calidad les confiere y prescribe, no hubieren podido impedir el hecho”:

“Se trata de una norma basada en la trasgresión del deber de vigilancia o cuidado que todo padre o madre debe tener respecto de sus hijos que viven en su casa, hasta que no cumplan la mayoría de edad" dice la resolución.

"… el reproche encuadra más con la responsabilidad que le atribuye la ley, en su calidad de padre de un hijo que aún no cumple 18 años de edad y se encuentra bajo su cuidado personal, como ocurre en el caso de autos; obligación que cesa, de acuerdo a lo dispuesto en el inciso final de la norma citada, si con la autoridad y el cuidado que su respectiva calidad le confiere no hubiere podido impedir el hecho”.

La prueba de la diligencia “…generalmente resulta infructuosa, pues el propio daño suele demostrar que no ha ejercido el cuidado y la autoridad que podría haberlo evitado…", concluye.

Más información pjud.cl

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Otras Noticias

Suscripción al Boletin