Telefono celular

La Suprema Corte de Justicia de los Estados Unidos concluyó que la ubicación de un teléfono celular está protegida por la Cuarta Enmienda de la Constitución de ese país, que protege a los ciudadanos contra cualquier intrusión en su privacidad sin una causa.

En el caso, para probar la responsabilidad de una persona acusada de una serie de robos armados en Michigan y Ohio ocurridos en 2011, la fiscalía utilizó información proporcionada por las empresas de telecomunicaciones que dio como resultado 12,898 ubicaciones del celular del acusado durante un período de 127 días.

Cruzando los datos con las torres de celulares se pudo ubicar al acusado, que en varios casos se encontraba cerca de las escenas de crimen en los momentos que ocurrían los robos. Finalmente, y en parte gracias a esta información, se lo condenó en 2013.

Las autoridades solicitaron los datos a las empresas de telefonía amparándose en la Ley de Comunicaciones Almacenadas (Stored Communications Act) que establece que es suficiente que haya "causa razonable" para creer que cierta información es relevante en una investigación.

Pero la Suprema Corte considera que recopilar la ubicación del celular de un usuario está amparada por la Cuarta Enmienda que impide que se hagan rastreos sin que se obtenga una orden judicial, para lo cual hay que demostrar que existe "causa probable" para considerar que una persona cometió un delito.

Sin embargo, las autoridades aún puede obtener registros de teléfonos celulares sin una orden en emergencias tales como "la necesidad de perseguir a un sospechoso que huye, proteger a las personas amenazadas de daño inminente o prevenir la inminente destrucción de evidencia".

Con este fallo, al no existir una orden judicial para ver el posicionamiento del celular, la evidencia y en consecuencia la condena, deben ser anuladas.

Más información infobae.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Otras Noticias

Suscripción al Boletin