Manos con popotes

Las Seychelles se unen a la comunidad de naciones que están buscando comprometerse con los océanos libres de plástico y han impuesto una prohibición a la importación de popotes o pajillas de plástico que iniciará vigencia en enero de 2019.

La prohibición fue aprobada por el Consejo de Ministros el pasado 6 de junio y se refiere a la importación de todo popote de plástico, excepto los que acompañan a los envases de jugo. Se ha concedido como periodo de gracia hasta enero de 2019 para que los comercios acaben con los popotes que tienen en existencia.

“Vamos a iniciar un intensivo programa de educación mientras presentamos a los importadores alternativas, en lugar de solo imponer la prohibición”, declaro la ministra de medio ambiente de las Seychelles, Nanette Laure.

La ministra agregó que como alternativas a los popotes de plástico se pueden importar popotes de bambú o de papel, alternativas que pese a ser más costosas, “terminarán teniendo un beneficio a largo plazo en la medida de que su costo se elimina del ambiente”.

En septiembre de 2016, el Consejo de Ministros de Seychelles, 115 islas ubicadas en el Océano Índico, también aprobó una prohibición a la importación de envases desechables de espuma de poliestireno y de otros artículos de plástico como bolsas, platos, vasos y cubiertos desechables.

Para las Seychelles el tema de la contaminación por plástico es de primera importancia y así lo hizo saber su presidente Danny Faure el pasado fin de semana a los líderes del G7, a quienes enseñó fotografías de la elevada contaminación por plásticos en Aldabra, un remoto atolón que ha sido clasificado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

El presidente Faure, quien asumió la presidencia de su país en 2016 tras la renuncia de su predecesor, explicó que se ha iniciado un proyecto para remover las toneladas de basura proveniente de todos los países del mundo, pero que “necesitan ayuda para manejar las vastas y crecientes cantidades de desechos marinos que contaminan sus playas y costas más allá de sus fronteras".

El 8 de junio fue el Día Mundial de los Océanos y la campaña ha sido, es y seguirá siendo para lograr reducir los desechos de basura, particularmente plásticos, que están abrumando a nuestros mares y océanos. Esperemos que en México se tomen acciones decididas como en las Seychelles para impedir, por lo menos, el uso de plásticos de un solo uso, pero mientras el gobierno nos alcanza, nos toca a nosotros, los habitantes, tomar el asunto en nuestras manos y rechazar los popotes y las bolsas de plástico.

Más información seychellesnewsagency.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o toal concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Otras Noticias

Suscripción al Boletin