Vaca

Este fin de semana, el presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, quien sustituyó en el cargo a Jacob Zuma el pasado 15 de febrero, viajará a Uganda, no por asuntos oficiales, sino para pagar la dote por el matrimonio de su hijo.

Entre otros regalos, el presidente sudafricano entregará a la familia de la novia, Rwakairu Bridget, 100 cabezas de ganado por el matrimonio con su hijo Andile. Se trata de una dote que ha sido calificada de exagerada por la prensa sudafricana, aunque Cyril Ramaphoso es uno de los hombres más ricos del país africano con una fortuna calculada por Forbes y Bloomberg en más de 450 millones de dólares.

Además, la novia es sobrina de Amama Mbabazi, ex primer ministro de Uganda y actual candidato a la presidencia.

En Uganda, como en otros países africanos, la dote es pagada por la familia del novio como un gesto hacia la familia de la novia por haber educado a una buena esposa. Tradicionalmente se entregaba como dote licor de plátano, vestimenta tradicional, animales e incluso vegetales. Sin embargo, en fechas reciente los padres de las novias suelen pedir dinero lo que se ha convertido en una venta de las mujeres al mejor postor, lo que ha llevado a las mujeres a situaciones de vulnerabilidad y estados de indefensión. Eso además de que los esposos suelen empezar sus matrimonios con deudas debido a los préstamos contraídos para pagar las dotes solicitadas por los padres.

En 2007 una agrupación de defensa a los derechos de las mujeres, Mifumi, presentó un caso ante los tribunales de Uganda pidiendo que el pago de dote fuera opcional. En 2010 la petición se rechazó cuando cinco magistrados, tres de los cuales eran mujeres, concluyeron que el pago de la dote debía ser un acuerdo al que ambas partes debían entrar con alegría y que se trataba de una costumbre que no contravenía la Constitución de Uganda respecto de los derechos humanos de las mujeres.

Hasta antes de 2016, las dotes eran reembolsables en caso de disolución del matrimonio o si la esposa huía del hogar conyugal pese a haber sido víctima de violencia. En ese año, sin embargo, la Suprema Corte concluyó que es inconstitucional pedir el reembolso de la dote en caso de divorcio por sugerir que las mujeres están a la venta y por negarles el derecho al divorcio. A partir de entonces el reembolso en caso de divorcio ha quedado prohibido.

Desafortunadamente el razonamiento de los magistrados demostró que la mentalidad que sigue prevaleciendo es que la dote es una forma de pagar un precio por la novia, al haber señalado en su decisión que el principio de que los bienes que han sido vendidos no son retornables, se debería aplicar de forma semejante a mujeres y niñas.

Para Adile Ramaphosa y Rwakairu Bridget, de 37 años, la entrega de la dote posiblemente no implique más que el cumplir con una tradición lo que de ninguna manera pone en una complicada situación a ninguno de los dos.

Más información allafrica.com / sde.co.ke

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Otras Noticias

Suscripción al Boletin