Fachada de la Corte Europea de Derechos Humanos

Esta semana la Corte Europea de Derechos Humanos concluyó un caso a favor de Alexei Navalny, férreo opositor de Vladimir Putin y su gobierno, ordenando al estado ruso a compensarlo por haber restringido su derecho al libre movimiento.

Alexei Navalny se dio a conocer en Rusia por las denuncias al partido del presidente Vladimir Putin, a través de su blog, de las redes sociales y de periódicos liberales, exponiendo los elevados niveles de corrupción en el gobierno ruso.

Como respuesta, Navalany fue acusado de la apropiación indebida de 16 millones de rublos, equivalentes a $500,000 dólares, de una empresa maderera mientras trabajó como asesor del gobernador del estado de Kirov Oblast, Nikita Belykh, en 2009, quien también fue sentenciado a prisión por malversación de fondos. Navalny siempre negó los cargos y declaró que el juicio tuvo una motivación política, pero en 2013 fue sentenciado a 5 años de prisión. La sentencia, aunque fue sostenida en la apelación, quedó suspendida.

En marzo de 2014 Alexei Navalny fue detenido y sentenciado a arresto domiciliario, sin acceso a Internet y sin poder recibir visitas, por incumplimiento de los términos de su libertad condicionada.

En 2015 las autoridades rusas le negaron el pasaporte, razón por la cual el opositor no pudo salir del país, sino hasta 2017 cuando sufrió un ataque con un tinte color verde que casi lo dejó ciego. Fue hasta entonces que se le permitió salir de Rusia para buscar tratamiento.

Por sus enfrentamientos con la justicia rusa, Navalny ha acudido ante la Corte Europea de los Derechos Humanos exponiendo ahí sus casos. Así, en octubre de 2017 este tribunal encontró que el proceso por malversación de fondos y lavado de dinero infringió su derecho al libre proceso, condenando por tanto al estado ruso.

Esta vez el tribunal europeo vuelve a fallar a favor de Navalny tras haber encontrado que al habérsele negado el pasaporte se infringió su derecho al libre tránsito. Si bien Navalny pedía una compensación de 50,000 euros, el estado ruso deberá pagarle, dentro del plazo de tres meses, 2,000 euros.

El caso de Navalny forma parte de otras doce decisiones de la Corte Europea de Derechos Humanos emitidas este martes, incluida una en que se ordena también al estado ruso a compensar con 12,500 euros a una persona que participó en manifestaciones en 2012.

La agencia estatal rusa TASS reportó que Rusia pagó en 2017, 900 millones de rublos, más de 12 millones de euros, en compensaciones ordenadas en fallos de la Corte Europea de Derechos Humanos, según un estimado del ombudsman ruso de derechos humanos.

“Espero que la decisión ayuda a la enorme cantidad de personas que han sido sometidas a esta estúpida, sinsentido y corrupta prohibición”, declaró Navalny tras conocer el fallo del tribunal.

Más información themoscowtimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Otras Noticias

Suscripción al Boletin