Mano con anillos

La dieta de Japón aprobó este miércoles importantes reformas en materia de familia. La primera de ellas al definir la jurisdicción de los tribunales japoneses en caso de divorcios internacionales, lo que acelerará estos procesos que suelen tardar mucho tiempo por la definición de la jurisdicción.

La reforma establece ahora los casos en que los tribunales japoneses son competentes para resolver una solicitud de divorcio. Así, conocerán cuando el domicilio del peticionario esté en Japón, cuando ambos cónyuges sean japoneses o cuando el último domicilio en común del matrimonio estuvo en Japón.

Así, por ejemplo, serán competentes para revisar la solicitud de un extranjero que pide divorciarse de un nacional o la de un nacional que pide el divorcio de un extranjero que vive en el extranjero, pero que vivió en Japón con su cónyuge inmediatamente antes de la separación.

En sentido contrario, los tribunales japoneses no serán competentes cuando, por ejemplo, un matrimonio lleve separado muchos años y casi no exista evidencia de que su último domicilio común fue en Japón.

Conforme con cifras del Ministerio de Justicia, en 2016 fueron 634 demandas de divorcio que involucraron extranjeros las que se presentaron ante tribunales japoneses.

La otra reforma relevante en materia de familia se refiere a la adopción, estipulándose que los tribunales japoneses podrán conocer de una solicitud de adopción sin importar las nacionalidades, en tanto que los padres adoptivos o el hijo adoptivo vivan en Japón o se espere que lo hagan.

En ese mismo año de 2016, 381 solicitudes de adopción que involucraron extranjeros se presentaron en Japón.

Estas reformas aprobadas entrarán en vigor dentro de los siguientes 18 meses.

Más información japantimes.co.jp

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Otras Noticias

Suscripción al Boletin