Araña o cepo de vehículo

El gobierno de Jacinda Adern en Nueva Zelanda está impulsando una serie de reformas, que van desde lo global, como la prohibición de todas las exploraciones petroleras fuera de la costa, a lo muy particular como la propuesta de prohibir que se inmovilicen los vehículos con “arañas” o cepos.

Sobre este segundo asunto, el ministro del Transporte, Phil Twyford, declaró este lunes que está trabajando con el ministro de Asuntos del Consumidor, Kris Faafoi, en una iniciativa de ley para prohibir o, por lo menos, regular el uso de los inmovilizadores de las ruedas de los vehículos, conocidos cotidianamente en México como arañas.

“Es momento de cambiar la ley y prohibir o regular la sujeción de las ruedas”, dijo el ministro, quien añadió que se trata de una industria de depredadores y sanguijuelas.

Las fuertes palabras del ministro y su intención de prohibir esta práctica fueron motivadas por el caso presentado respecto de una mujer de 86 años que dejó estacionado su vehículo en propiedad privada para buscar asistencia médica. El vehículo fue inmovilizado y se le impuso una multa de 200 dólares neozelandeses que le terminó siendo dispensada cuando intervino la policía.

Actualmente, la inmovilización de vehículos estacionados en lugar prohibido en propiedad privada no está regulado y la industria se sujeta voluntariamente a un código de conducta redactado en 2015 por la Asociación de Automovilistas, AA y por Consumer NZ, entre otros.

En este código se establece un periodo de gracia de estacionamiento de 10 minutos, con la sujeción de las ruedas como último recurso para que el vehículo se mueva. Además, se dispone que el personal que inmoviliza los vehículos no debe usar lenguaje ni comportamiento amenazador

Este código también establece que el remolque del vehículo procede solo cuando se ha estacionado en lugar reservado o supone algún peligro, con la sujeción solo cuando el remolque no es una opción práctica.

Para Gordon Ward, vocero de la empresa Elite Parking Service que se dedica a la sujeción de las ruedas de los vehículos, “la prohibición sería tonta porque se trata de una herramienta de aplicación en propiedad privada”, aclarando que el gobierno no debería intervenir en la regulación del comportamiento sobre la propiedad privada.

En cuanto a la descripción del ministro de que son sanguijuelas, el vocero dijo que el ministro es solo un político “y nosotros sabemos como se sienten todos respecto de ellos”.

Sin embargo, no solo es el ministro quien está a favor de la prohibición de esta práctica. Mark Stockdale, principal asesor de la AA dijo que ellos apoyan que la práctica sea ilegal, señalando que a la par que el sector de estacionamientos es regulado, se hagan campañas de educación para las personas. “No puedes ejecutar las reglas si las personas no conocen esas reglas”.

Cuando en 2015 se firmó el código de conducta se preveía que la industria de colocación de cepos a vehículos se autorregularía, pero ha quedado en evidencia que no ha sido así y por ello la necesidad de una regulación específica por parte del gobierno.

Más información stuff.co.nz / nzherald.co.nz

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen de philippineslifestyle.com

Otras Noticias

Suscripción al Boletin