Imagen sobre protección a ancianos en India

La Corte Suprema de Delhi, India, ha establecido que el tribunal especializado en Manutención de Adultos de la Tercera Edad puede despojar a los hijos de una propiedad si existen malos tratos y hostigamiento hacía los padres adultos mayores.

Desde 2007 existe en la India la Ley de Manutención y Bienestar de los Padres y Adultos en la Tercera Edad (Maintenance and Welfare of Parents and Senior Citizens Act), para proporcionar una ayuda más efectiva para la manutención y el bienestar de los padres y las personas adultos mayores.

Esta ley establece que una persona de la tercera edad, incluidos los padres que no pueden mantenerse a sí mismos con sus propios ingresos o del aprovechamiento de una propiedad, tiene derecho a obtener reparación en virtud de esta Ley, obligándose a los hijos y/o nietos a mantenerlos.

Del mismo modo, el pariente de una persona mayor también está obligado a darle cuidados. Si dichos hijos o parientes no mantienen a sus padres o a la persona de la tercera edad, éstos pueden solicitar la asistencia de un tribunal constituido en virtud de esta Ley, para solicitar la manutención y otros resarcimientos, según sea el caso.

El primer caso con esta ley se presentó en 2011, cuando una pareja de ancianos acusó a su hijo y nuera de trato negligente, además de haberse apoderado de sus dos casas y joyería de oro.

Ahora la Suprema Corte de la India le ha dado más poder a este tipo de tribunales a fin de evitar que los abusos a los ancianos quedes impunes, enfatizando que las leyes de bienestar requieren una interpretación liberal "lo suficientemente amplia como para lograr el propósito legislativo y responder a la demanda social de un estado de bienestar "

Así, el Alto Tribunal señaló que el tribunal especializado en manutención a la tercera edad cuenta con el poder y jurisdicción suficientes para ordenar el desalojo de los hijos de un padre peticionario de la casa de éste, si los hijos no han demostrado que tienen algún derecho a continuar ocupando la propiedad de su padre en contra de sus deseos, más aún cuando se quejaba de malos tratos y hostigamiento de su parte.

La Corte Suprema justifica esta decisión al subrayar que el objetivo por el cual se puso en vigor la Ley de Mantenimiento y Bienestar de Padres y Adultos en la Tercera Edad era el "bienestar de los padres y ancianos y la protección de su vida y propiedad".

El tribunal especializado pidió a la policía que le devuelva la posesión de la propiedad y rechazó la apelación presentada por sus hijos. En su alegato, los hijos argumentaron que un tribunal de manutención no tenía jurisdicción para ordenar su expulsión, además de que el tribunal, en el mejor de los casos, es un foro administrativo y no tiene ningún poder judicial.

En su denuncia ante el tribunal, el padre había dicho que era dueño de una propiedad en Hauz Khasi y compartía el edificio con sus tres hijos. El padre alegó que a pesar de haber gastado una gran cantidad de dinero en la renovación de la propiedad y proporcionar alojamiento residencial separado a sus hijos, estos se negaron a darle una cantidad mensual para su manutención y el tratamiento de su esposa enferma. 

Para colmo de males, el padre le dijo al tribunal que una de sus nueras presentó una denuncia penal en su contra por ultrajes. Incapaz de soportar más la humillación, el padre decidió dirigirse al Tribunal de Manutención.

La Corte Suprema le dio la razón al Tribunal de Manutención, destacando que el objetivo por el cual se puso en vigor la Ley de Mantenimiento y Bienestar de Padres y Adultos en la Tercera Edad era el "bienestar de los padres y ancianos y la protección de su vida y propiedad".

Más información timesofindia.indiatimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Otras Noticias

Suscripción al Boletin