Logo de Twitter

Durante la audiencia del pasado 9 de marzo en el marco de la demanda presentada por siete usuarios de Twitter en contra de Donald Trump por haberlos bloqueado, la juez manifestó que hubiera sido mejor que el presidente silenciara a sus críticos.

La demanda fue presentada en julio de 2017 por el Knight First Amendment Institute, un grupo de la Universidad de Columbia que aboga por la libertad de expresión. En este grupo son siete los tuiteros que fueron bloqueados por la cuenta que usa en Twitter el presidente de Estados Unidos como @realDonaldTrump

Los usuarios bloqueados han señalado que el bloqueo se debió a las críticas o incluso burlas con que respondieron los mensajes del presidente de los Estados Unidos.

“Al principio me sentí orgulloso, como ‘oh, le importa lo que digo’”, declaró unos de los demandantes, Philip Cohen, quien dice haber sido bloqueado después de que respondiera al presidente con una imagen en que lo etiquetó de “un autoritario corrupto e ignorante”.

“Pero pronto me di cuenta de que muchas menos personas estaban viendo mis tuits y mi eficacia política, mi habilidad para hablar a mis conciudadanos, estaba deteriorada por eso. Y pienso que no es la forma en que el gobierno debe actuar”, concluyó Philip Cohen.

Para Katie Fallow, la abogada que representa a los tuiteros, el presidente bloquea personas “simplemente porque lo critican”, y, a su juicio, esto representa “un punto de vista discriminatorio que infringe la Primera Enmienda”, relativa a la libertad de expresión.

El abogado del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, Michael Baer, no coincide con lo anterior y señala que el presidente está en libertad de decidir con quien interactúa.

“El presidente tiene un interés de asociación en decidir con quien va a pasar su tiempo en ese entorno”, declaró durante la audiencia el abogado Baer.

La juez federal de distrito, Naomi Reice Buchwald, sugirió que el presidente silencie en lugar de bloquear las cuentas que no quiere ver. La diferencia radica en que las personas bloqueadas no pueden ver ni responder los mensajes de quienes las han bloqueado, mientras que las que han sido silenciadas sí pueden hacerlo, aunque quien las silenció no las ve.

“¿No es la respuesta que silencie a la persona que él encuentra personalmente ofensiva?”, preguntó la juez desde su estrado en Nueva York. “Él puede evitar escucharlas al silenciarlas”.

Los jueces de ambas partes declararon que podrían considerar el silenciar a los usuarios como una posible solución a la demanda a lo que la juez respondió que “si hay un acuerdo que cumpla con los intereses de ambas partes, es la forma más sabia de proceder”.

En México, en un caso muy semejante, en noviembre de 2017 se concedió un amparo al tuitero que fue bloqueado por el alcalde de Nogales, Sonara, por considerar que se vulneró su derecho al acceso a la información de interés público. El juzgador concluyó que la cuenta del alcalde al ser usada no solo para fines personales sino de promoción de su labor al frente del municipio, no puede bloquear a los usuarios.

Más información bbc.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Otras Noticias

Suscripción al Boletin