Balanza, mazo y birrete

El representante de la Fiscalía de Copenhague, Dinamarca, ha apelado una sentencia de dos años de prisión dictada en contra de un hombre de 25 años que al conducir irresponsablemente su motocicleta acuática ocasionó la muerte de dos universitarias estadunidenses.

El accidente ocurrió el 6 de mayo de 2017 en el puerto de Copenhague, cuando siete jóvenes, entre ellos el sentenciado a prisión, conducían a exceso de velocidad motos acuáticas. El joven de 25 años, trabajador de la construcción, impactó su motocicleta en contra de un bote rentado en donde estaban las estudiantes estadunidenses Leah Bell, de 18 años, y Linsey Malia, de 21, quienes fallecieron.

Si bien la fiscalía presentó cargos en contra de todos los integrantes del grupo por haber puesto la vida en riesgo, el tribunal concluyó que los otros seis conductores solo habían quebrantado normas en materia de seguridad y que no habían incurrido en el delito mencionado por lo que les impuso multas de hasta 11,700 coronas danesas, equivalentes a unos 1,570 euros.

Aunque la fiscalía había solicitado una condena de cuatro años, el joven de 25 años fue sentenciado por el Tribunal de la Ciudad de Copenhague a dos años de prisión

“Somos de la opinión de que su navegación debe ser tratada igual que la conducción imprudente”, declaró a la agencia de noticia Ritzau Ander Riisager, fiscal adjunto del Estado de Copenhague. Por tal motivo la fiscalía presentó una apelación ante el Tribunal Superior.

La apelación solo se refiere a la sentencia privativa de la libertad ya que la fiscalía decidió que no recurrirá las sentencias dictadas a los otros conductores.

Más información thelocal.dk

Se permite la reproducción parcial o total con crédito a miabogadoenlinea.net

miabogadoenlinea.net

Otras Noticias

Suscripción al Boletin