Domingo  17 de diciembre  de 2017  2:25 am
Sirviendo un vaso de leche

Un tribunal arbitral basado en Singapur falló el pasado viernes a favor de la empresa francesa Danone y obliga a Fonterra, la mayor proveedora de lácteos en el mundo, a pagarle 105 millones de euros por pérdidas ocasionados por el retiro de productos en 2013.

En agosto de 2013 Fonterra, una cooperativa que agrupa a unos 10,500 granjeros neozelandeses, emitió una alerta de retiro preventivo de los productos que contenían el producto WPC8o por temor de que contuviera la bacteria del botulismo. Este ingrediente está contenido principalmente en fórmula para bebés y bebidas energizantes.

Esta decisión afectó a cuatro plantas de Danone en Asia que retiraron sus productos de fórmulas de leche para infantes de los mercados de Nueva Zelanda, Singapur, Malasia, China, Hong Kong, Vietnam, Camboya y Tailandia.

Posterior a la alerta se determinó que los productos de Fonterra no contenían la bacteria en cuestión.

El gobierno de Nueva Zelanda formó una comisión para investigar la emisión de la alerta y el consecuente retiro de productos y esa comisión concluyó que la cooperativa había actuado en el mejor interés de sus consumidores. Danone, sin embargo, decidió llevar el caso a arbitraje alegando que esta decisión le costó millones de euros.

El tribunal arbitral concluyó que Fonterra tuvo responsabilidad y que por tanto deberá pagar a la empresa francesa 105 millones de euros, bastante menos de los 600 millones que Danone pedía como compensación por daños.

En comunicado de prensa emitido por Fonterra, Theo Spierings, CEO de la empresa neozelandesa, declaró lo siguiente: “Estamos decepcionados de que el tribunal arbitral no haya reconocido plenamente las condiciones de nuestro acuerdo de abasto con Danone, incluyendo las limitaciones de responsabilidad, que fueron el fundamento sobre el cual acordamos hacer negocios”.

En este comunicado, Theo Spierings también explica los hechos: “La decisión de emitir una alerta preventiva de retiro se basó en información técnica obtenida de una tercera parte, que después resultó ser incorrecta.

“Mientras nunca existió riesgo para el público, hemos aprendido de esta experiencia y como resultado hemos mejorado nuestros procesos de escalamiento, rastreabilidad de producto y recuperación, así como los sistemas de gestión de incidentes.

“Operamos en una industria de rápido cambio y complejidad y siempre hemos priorizado la Seguridad y Calidad Alimentaria en nuestro compromiso para ser la fuente mundial más confiable de nutrición de lácteos”.

Si bien la administración de Fonterra anunció que revisará la decisión arbitral, reconoció que frente a un proceso arbitral internacional pocas opciones legales quedan por lo que tuvo la precaución de revisar las expectativas de ganancia por rango de acciones para el año fiscal 2017/18 de 35 a 45 centavos, por debajo de 45 a 55 centavos.

Más información ciarglobal.com / fonterra.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total con crédito a miabogadoenlinea.net

Otras Noticias

Suscripción al Boletin