Domingo  17 de diciembre  de 2017  2:25 am
Amán, Jordania

Mientras el gobierno de Israel planea la reapertura de su embajada en Jordania, el gobierno del país árabe les ha dicho que no podrá ser sino hasta que inicien el procedimiento legal en contra del guardia de seguridad israelí que el pasado mes de julio disparó en contra de dos ciudadanos jordanos ocasionándoles la muerte.

El incidente ocurrió a las puertas de la embajada de Israel en Amán, capital jordana. Conforme a los jordanos, el guardia de seguridad abrió fuego en contra de dos personas, un hombre y una adolescente que iba pasando, y los mató. Las autoridades israelís dicen que el guardia actuó en defensa propia tras haber sido atacado y calificó el episodio como un atentado terrorista.

Para las autoridades jordanas se cometieron dos homicidios que la justicia debe procesar. Pese a la detención del guardia de seguridad, Israel, alegando inmunidad diplomática, logró su repatriación evitando incluso que fuera interrogado por la policía jordana. En Israel este hombre fue recibido como un héroe por el primer ministro Benjamín Netanyahu y, por tanto, no quedó sujeto a proceso.

“Ellos pueden buscar a un nuevo embajador, pero ese embajador no será bienvenido en Jordania hasta que inicie el debido proceso y se haga justicia”, declaró al respecto un alto funcionario jordano citado por el medio israelí Haaretz y que pidió no ser identificado.

“El guardia gozaba de inmunidad no de impunidad, conforme a las convenciones de Viena”, aseguró la citada fuente haciendo referencia a la Convención de Viena sobre inmunidad y privilegios concedidos al cuerpo diplomático.

“Jordania actuó en cumplimiento de su obligación conforme al derecho internacional e Israel tiene que hacer lo mismo”, concluyó el funcionario.

Jordania es uno de los dos estados árabes que en la región mantienen un acuerdo de paz con Israel por lo que este incidente ha puesto en peligro esa relación.

La forma en que Netanyahu recibió al guardia enfureció incluso al rey Abdulá quien declaró que se trataba de un “espectáculo político”, calificándolo de “provocativo en todos los frentes”.

Todo este incidente fue causa de manifestaciones en Jordania, con muchos ciudadanos, inconformes con la relación con Israel y que pidieron a las autoridades la denuncia del acuerdo de paz firmado en 1994 entre ambas naciones.

Si bien el gobierno de Israel no se ha manifestado oficialmente sobre la oposición jordana a la reapertura de la embajada, analistas observan que es altamente improbable que accedan a procesar al guardia de seguridad por lo que han dado señales de querer arreglar el asunto otorgando compensación económica a los familiares de una de las víctimas.

Más información haaretz.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total con crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen de jordantimes.com

Otras Noticias

Suscripción al Boletin