Domingo  17 de diciembre  de 2017  2:25 am
Mazo judicial

Por el homicidio de un niño de 19 meses ocurrido hace casi 50 años, David Dearlove, padrastro de la víctima, ha sido condenado a cadena perpetua por un jurado en Inglaterra. El caso fue reabierto cuando el hermano mayor del bebé, entonces de 3 años, recordó lo sucedido a partir de una fotografía publicada en Facebook.

Cuando en octubre de 1968 Paul Booth falleció a los 19 meses, Dearlove declaró que el niño se había caído de la cuna. Las autoridades, pese a que el informe del forense no concordaba con la explicación, archivaron el caso.

No fue sino hasta 2015 cuando Peter Booth, hermano mayor de Paul, vio una foto en blanco y negro de su hermano Paul y su entonces padrastro, David Dearlove, y empezó a recordar y a hilar memorias de lo ocurrido la noche del fallecimiento, cuando él tenía tan solo tres años.

Peter Booth recordó haber bajado a la cocina y haber visto a Dearlove sosteniendo a Paul de los talones y azotando su cabeza contra la chimenea. Con este recuerdo fue a la policía de Stockton donde la familia residía, y acusó a David Dearlove del homicidio de su hermano.

Tras la investigación consecuente, la fiscalía decidió presentar cargos ante una corte de Teesside, presentando como evidencia la documentación del caso de 1968, que incluía el informe forense que fue crucial para la condena. En ese informe el patólogo declaró haber encontrado moretones en todo el cuerpo del bebé, particularmente en los talones lo que indicaba que había sido asido de esa parte de su cuerpo.

La fiscalía explicó que el cuerpo del bebé no había podido ser exhumado porque se perdieron los registros del cementerio.

John Brennan fiscal del CPS, Crown Prosecution Service, declaró: “Por casi 50 años David Dearlove ha mentido sobre la muerte de su hijastro de quien dijo que se cayó de la cama y accidentalmente se lastimó la cabeza.

“A lo largo de la investigación dio explicaciones falsas y también mintió sobre las heridas significativas que el bebé sufrió en las semanas anteriores a su muerte.

“Esas mentiras han sido expuestas gracias a Peter Booth y Dearlove ahora enfrentará las consecuencias de sus horribles actos.

“Aunado al testimonio del señor Booth, el CPS pudo presentar evidencia médica que valoró las heridas que Paul sufrió hace cinco décadas a la luz de conocimientos científicos desarrollados desde entonces. Esto incluyó evidencia respecto los golpes en los tobillos de Paul que apoyaron el relato del señor Booth de que Dearlove lo agarró de los talones y lo columpió hacia la chimenea esa tarde”.

“Gracias a la valentía del señor Booth y de su hermana, que también ayudó en esta investigación, así como a la clara evidencia presentada al jurado, Dearlove será responsabilizado por la muerte de Paul Booth”.

La sentencia impuesta a David Dearlove, de 71 años, ha sido de cadena perpetua, con posibilidad de salir bajo palabra hasta dentro de 13 años.

Más información theguardian.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total con crédito a miabogadoenlinea.net

Otras Noticias

Suscripción al Boletin