Sábado  18 de noviembre  de 2017  8:06 am
Placa que en inglés dice ateo

En una decisión unánime, una corte administrativa de Estambul ha fallado a favor de la familia de una estudiante de primaria para que no siga el curso obligatorio de religión. Si bien no es la primera vez que los tribunales ventilan este tema, es el primer fallo en Turquía respecto de un estudiante ateo.

En enero de este año, los padres de la estudiante pidieron a la escuela en donde está inscrita su hija que la exceptuaran del curso llamado “Cultura religiosa y conocimiento moral” que los estudiantes de la educación primaria y secundaria de Turquía deben tomar, conforme a lo establecido en el artículo 24 de la Constitución.

La dirección del colegio negó la petición señalando que se trataba de un curso obligatorio, razón por la cual los padres presentaron su caso ante la 10ª Corte Administrativa de Estambul.

"La niña representada por los demandantes ha experimentado traumas psicológicos debido a una clase que va en contra de sus creencias ... La clase la confunde y provoca un conflicto interno. Ella incluso podría reprobar esta clase. Obligarla a asistir es contra la ley y ella ha sufrido un daño psicológico grave ", se lee en la demanda.

Los padres acusaron a la escuela por integrar en esta clase contenido religioso que es contrario a sus creencias en materia de religión y a sus puntos de vista filosóficos.

En el proceso la escuela argumentó, además de que el curso era obligatorio, que era un curso importante porque “beneficia a la población y representa una parte necesaria de los servicios educativos”.

Sin embargo, de forma unánime la corte concedió la razón a los padres de la estudiante al concluir que “el estado, que debe permanecer imparcial en cuestiones religiosas, debe ver todas las creencias religiosas como equivalentes” y como tal, el contenido del curso debe ser objetivo y plural.

“La educación debe corresponder a un contenido apropiado a los propósitos de la Constitución… Si el contenido educativo adopta la postura especifica de una religión, la clase ya no es más sobre ‘Cultura religiosa y conocimiento moral’, sino parte de una ‘educación religiosa’”, se lee en la sentencia dictada en octubre pasado y publicada esta semana.

En su fallo, la corte administrativa hace referencia a decisiones que sobre el tema ha emitido la Corte Europea de Derechos Humanos.

El abogado Tuba Torun, representante de la familia de la estudiante, dijo que esta decisión sostiene los derechos humanos fundamentales.

“Tanto el artículo 24 de la Constitución de Turquía como el 9 de la Convención Europea de Derechos Humanos santifican la libertad religiosa y de conciencia como un derecho humano fundamental. Clases obligatorias de religión contravienen este derecho”.

Respecto de la Corte Europea de Derechos Humanos, en 2009 falló a favor de una madre que reclamaba la exhibición de crucifijos en las aulas escolares en Italia por violar el derecho de sus hijos a su libertad de credo.

El ateísmo, por su parte, ha sido y sigue siendo perseguido en varios países, en donde no se puede entender que alguien no tenga creencias religiosas. Por esta razón fue importante que en Irlanda, un país mayoritariamente católico, presentara en 2013 como opción a los alumnos de las escuelas primarias un curso de ateísmo en lugar la clase de religión.

Más información hurriyetdailynews.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total con crédito a miabogadoenlinea.net

Otras Noticias

Suscripción al Boletin