Lunes  18 de diciembre  de 2017  8:12 pm
Bolsa de suero

Tras una investigación que duró más de un año, la fiscalía sueca ha decidido no presentar cargos por homicidio involuntario o lesiones corporales en contra del doctor italiano Paolo Macchiarini, quien en 2008 logró el primer trasplante de tráquea injertada utilizando células madre.

El médico logró en 2011 el primer trasplante de tráquea sintética usando células madre, lo que le ganó fama mundial como pionero de la medicina regenerativa. El Instituto Karolinska de Estocolmo, KI, encargado de entregar el Nobel de Medicina, lo invitó para que hiciera estas cirugías en Suecia.

Sin embargo, en 2014 varios cirujanos presentaron quejas ante el KI en las que señalaban que el italiano había minimizado los riesgos de las cirugías. Lo anterior porque seis de sus ocho pacientes murieron, alegándose que por lo menos en un paciente se había efectuado la cirugía sin que estuviera críticamente enfermo. Poco después de presentadas estas quejas, el Instituto suspendió todas las cirugías de trasplante de tráquea sintética.

Al continuar las investigaciones dentro del prestigioso instituto sueco, el escándalo fue creciendo, lo que resultó en la renuncia el año pasado de dos miembros del consejo del Instituto Karolinska y el despido del doctor Macchiarini.

El asunto llegó a la fiscalía sueca que en marzo de 2016 inició la investigación por el homicidio involuntario de tres de sus pacientes por cirugías efectuadas en 2011 y 2012, y por las lesiones corporales sufridas por otro paciente, quien en ese momento estaba internado en una clínica en los Estados Unidos.

“Hemos llegado a la conclusión de que cuatro de las cinco operaciones se efectuaron de forma negligente ya que el cirujano operó usando tráqueas sintéticas, lo que está en conflicto con la ciencia e hizo pruebas en los pacientes”, declaró la fiscal del caso Jennie Nordin el pasado jueves.

“Sin embargo, no hemos podido probar que se haya cometido algún delito. No podemos probar que los efectos de sus acciones, con suficiente grado de probabilidad, no hubieran ocurrido si se hubiera usado otro método”, señaló la funcionaria.

“Respecto del cuarto individuo, no somos de la opinión de que las acciones del cirujano fueran negligentes. La opinión médica no es unánime respecto de lo que se pudo haber hecho en su lugar por estos individuos seriamente enfermos, lo que, en consecuencia, dificulta más probar la sospecha”, concluyó la fiscal, anunciando así que se desechaban todos los cargos en contra del médico.

Durante todo el curso de la investigación, Paolo Macchiarini ha negado las acusaciones. Este jueves, tras conocer la noticia de la fiscalía, su abogado, Björn Hurtig, declaró a medios locales que “su opinión es que él no actuó negligentemente sino para ayudar a estas personas”. Manifestó, asimismo, que su representado “por supuesto que está feliz y satisfecho de que se haya desechado [la acusación]”.

Pese a que se han retirado los cargos en contra de Paolo Macchiarini difícilmente podrá retomar su carrera. Durante las investigaciones se conocieron ciertos aspectos de su pasado que enturbiaron más su imagen.

Por ejemplo, se conoció que fue investigado por la fiscalía de Florencia por denuncias de que había cobrado en exceso a sus pacientes, a veces hasta 150,000 euros.

Además, el Instituto Karolinska declaró que el médico había presentado información falsa en su currículo, además de haber demostrado “negligencia científica” en su investigación.

Para rematar, en un artículo de la edición de Vanity Fair de febrero, en que relataron su relación romántica con Benita Alexander, productora de la cadena de televisión estadunidense NBC, se describió al médico como un mentiroso que dijo a su ex prometida haber operado a los Clinton, al emperador Akihito de Japón y al ex presidente Barack Obama y que, aparentemente, le prometió, que su boda sería celebrada por el mismo papa Francisco.

Más información thelocal.se

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

Otras Noticias

Suscripción al Boletin