Lunes  23 de octubre  de 2017  11:42 am
Elefantes caminando

La Secretaría del Medio Ambiente del Reino Unido inició el 6 de octubre un periodo de doce semanas de consultas para prohibir total y definitivamente la importación de marfil y proteger a los elefantes de la cacería furtiva.

La ley vigente permite la comercialización de artículos de marfil elaborados con fecha posterior al 3 de marzo de 1947, siempre que cuenten con un certificado. Previo a esa fecha, los artículos no tienen restricciones. Todo el marfil en bruto, sin embargo, está prohibido.

La ley no protege suficientemente conforme los activistas, pues es muy costoso datar el marfil y los traficantes fácilmente pueden hacer pasar por antigua una pieza reciente para comercializarla.

La reforma a la ley que se propone está basada en los esfuerzos por combatir la caza furtiva y el comercio ilegal de marfil. Conforme al gobierno, el ejército británico forma una fuerza de élite contra los cazadores furtivos en los países africanos y los oficiales de la Fuerza Fronteriza comparten su experiencia en la identificación de marfil de contrabando con sus homólogos de todo el mundo para detener el tráfico de vida silvestre.

La propuesta propone exentar de la prohibición ciertos artículos que no contribuyen con la caza furtiva y que son: artículos musicales; artículos con una muy pequeña cantidad de marfil (excepción de minimis); artículos de significativo valor histórico, artístico o cultural; y, ventas a y entre museos.

El gobierno se ha comprometido a trabajar con conservacionistas, y con los sectores de arte y antigüedades para definir estas excepciones y delimitar su implementación y ejecución para asegurarse de que no existirán vacíos legales que permitan seguir con la caza furtiva de elefantes.

Al respecto, Rebecca Davies, directora ejecutiva de la Asociación de Distribuidores de Arte y Antigüedades, declaró para The Art Newspaper que el período de consulta "nos brinda la oportunidad de presentar pruebas claras y convincentes del impacto cultural y comercial de una prohibición bajo estos términos -evidencia que debe tenerse en cuenta, según las normas parlamentarias, al considerar la introducción de una nueva legislación ".

La especialista añadió que "no es simplemente introducir las medidas que se presentan, sino que también es una cuestión de cómo se aplican y vamos a discutir las opciones cuidadosamente para asegurar que cualquier sistema es eficaz sin ser draconiano".

El gobierno británico expone como motivos para esta reforma legal el que el número de elefantes ha disminuido casi un tercio en la última década y alrededor de 20,000 animales al año siguen siendo sacrificados debido a la demanda mundial de marfil. “Si continúan las tasas actuales de caza furtiva, los elefantes podrían extinguirse en décadas en algunos países africanos, lo que significa que las futuras generaciones de niños sólo podrán ver a estas majestuosas criaturas vivas en los zoológicos.

“La disminución de los elefantes también privaría a algunos de los países más pobres del mundo de su valioso capital natural, lo que afectaría el crecimiento económico y el desarrollo sostenible.

“A medida que los beneficios se hacen cada vez mayores, el comercio ilegal de vida silvestre se ha convertido en una empresa transnacional organizada, estimada en un valor de hasta £ 17 mil millones al año”.

Se pretende que la prohibición total de venta de marfil inicie vigencia en 2018 para hacerla coincidir con la cuarta conferencia internacional sobre comercialización ilegal de fauna silvestre a celebrarse en Londres en octubre de 2018.

Más información theartnewspaper.com /gov.uk.co

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

Otras Noticias

Suscripción al Boletin