Lunes  23 de octubre  de 2017  1:29 pm
Pies de niño pequeño

En lo que los expertos dicen es el caso de la testigo más joven en el Reino Unido, una niña de dos años prestó testimonio en un proceso penal de abuso sexual en el que el acusado se declaró culpable y fue sentenciado a más de diez años de prisión.

La entrevista a la niña fue efectuada por personal de la policía y un experto del registro de intermediarios del Ministerio de Justicia británico. Los intermediarios son personas con capacitación para apoyar la comunicación con testigos menores de 18 años o con adultos con dificultades de comunicación que prestan testimonio ante los tribunales.

“Interrogar a niños muy pequeños es muy retador, pero pueden prestar evidencia muy confiable y convincente”, declaró el intermediario registrado que participó en este caso. “La clave es ayudar al oficial de la policía a hacer preguntas que son suficientemente sencillas para que el niño las entienda”.

De esta forma, respondiendo a preguntas de “quién”, “qué” y “dónde”, la niña nombró al sospechoso y describió lo que sucedió con ayuda de una figura de papel en la que apuntó a partes del cuerpo.

La intermediaria también ayudó al equipo forense a obtener muestras de la boca de la pequeña.

“La investigación de delitos cometidos en contra de niños pequeños requiere experiencia. En esta investigación, el apoyo especializado de un intermediario registrado aseguró que la víctima estuviera bien apoyada y el entrevistador de la policía entendió la mejor forma de hablar a la niña – recabando en última instancia poderosa evidencia de uno delos delitos más graves”, dijo un oficial de la policía que intervino en este caso.

Tras el testimonio de la niña, el agresor se declaró culpable por lo que este caso pasó directo a sentencia.

Jenny Hopkins, fiscal del Crown Prosecution Service, CPS, experta en casos de violencia contra niñas y mujeres, dijo que los delincuentes pueden pensar que salen libres después de agredir sexualmente a niños muy pequeños porque la víctima no puede prestar evidencia.

“Sin embargo, hemos visto a niños tan pequeños como dos años prestar una descripción creíble y básica de lo que les sucedió con la ayuda de intermediarios y, especialmente, de policía entrenada, para que los fiscales del CPS podamos preparar un caso convincente para el tribunal.

“Provisiones especiales siempre se deben tomar para testigos muy jóvenes, para que se sientan cómodos en el proceso y puedan relatar lo mejor posible su experiencia. Esto puede incluir hacer entrevistas en las salas improvisadas con juguetes”.

Los intermediarios registrados, sin embargo, son pocos por lo que, conforme a la criminóloga Joyce Plotnikoff, de la organización Intermediarios para la Justicia, el Ministerio de Justicia planea aumentar el número de ellos.

Este mismo año otro intermediario registrado ayudó a que una persona totalmente inmovilizada, testificara en contra de su agresor sexual mediante el uso de tecnología de seguimiento ocular.

Más información theguardian.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

Otras Noticias

Suscripción al Boletin