Domingo  24 de septiembre  de 2017  8:15 am
Singapur

Singapur tendrá por primera vez desde su independencia una mujer como presidente. Se trata de Halimah Yacob, de 63 años, quien fue hasta el pasado 30 de agosto presidente del Parlamento del pequeño país asiático.

El sistema electoral de Singapur es un tanto peculiar. El ejecutivo es ejercido por el primer ministro, jefe de gobierno, y por el presidente, jefe de estado. Si bien es el primero quien lleva las mayores responsabilidades del gobierno, el presidente puede vetar ciertas decisiones del primer ministro como el nombramiento de jueces y el uso de las reservas nacionales.

El presidente es elegido por voto popular. Para ser candidato, sin embargo, se debe satisfacer una serie de requisitos que son evaluados por la Comisión de la Elección Presidencial, la que emite un certificado de elegibilidad.

Para la elección de este año, se agregaron tres reglas, dos de ellas de especial importancia. La primera, la elección debe quedar reservada a un grupo étnico determinado que no haya sido representado durante cinco términos presidenciales. Este año se reservó a la comunidad malaya.

Segundo, si el candidato pertenece a la iniciativa privada, debe tratarse de un alto ejecutivo de una empresa de por lo menos 500 millones de dólares singapurenses de patrimonio neto. Anteriormente, tal candidato tenía que ser un presidente o CEO de una compañía con por lo menos 100 millones de dólares singapurenses en capital pagado.

La Comisión Electoral fijó el pasado 4 de septiembre como el día de cierre de recepción de solicitudes para ser candidato. Como la única en haber obtenido el certificado de elegibilidad fue Halimah Yacob, ella será la presidente sin necesidad de que exista un proceso votación.

Dos aspirantes fueron rechazados por la Comisión porque, al ser de la iniciativa privada no cumplieron con el requisito de administrar una empresa de por los menos 500 millones de dólares. Otros dos aspirantes fueron rechazados por no haber sido declarados como parte de la comunidad malaya. Las razones del rechazo de otros aspirantes no fueron dadas a conocer por la Comisión ya que la ley exige que mantenga esta información privada. Sin embargo, los aspirantes pueden revelar las razones del rechazo.

El haber reservado la elección a candidatos de la comunidad malaya fue una decisión recurrida judicialmente, pero sin éxito. Los opositores han señalado que es la forma en que el Partido Acción Popular, partido el gobierno y único que ha gobernado Singapur, pudieron bloquear la candidatura de un serio contendiente para seguir manipulando la presidencia.

Halimah Yacob fue presidente del Parlamento durante tres años desde el 14 de enero de 2013, lo que la hizo elegible según el criterio de servicio público. Tras haber anunciado que presentaba su candidatura, renunció a sus obligaciones parlamentaria. Será nombrada oficialmente la octava presidente el próximo miércoles 13 de septiembre, Día de Nominaciones.

De haber habido más de un contendiente, la elección se hubiera celebrado el 22 de septiembre.

Más información straitstimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

Otras Noticias

Suscripción al Boletin