Martes  21 de noviembre  de 2017  7:03 pm
Balanza, mazo y birrete

Este lunes terminó la huelga que iniciaron el pasado mes de mayo los menos de 300 jueces de Sudán del Sur, el convulsionado país más joven del mundo. Son ya cuatro meses en los que se ha creado un considerable retraso en la revisión de casos e impartición de justicia.

Desde principios de mayo los jueces iniciaron paros laborales en demanda de mejores salarios y exigiendo la remoción del presidente de la Suprema Corte, Chan Reec Madut, a quien acusan de no haber mejorado las condiciones laborales del poder judicial.

“La mayoría de los jueces han decidido regresar al trabajo incondicionalmente. Hemos decidido reanudar el lunes 11 de septiembre”, declaró a los medios Bol Lul, presidente de Unión de Jueces de Sudán del Sur.

El magistrado Lul también dio a conocer que el presidente Salva Kiir Mayardit había accedido a cumplir una de las demandas de los jueces y reinstalar a 14 jueces que en julio fueron despedidos por su participación en la huelga laboral.

“Hemos decidió reanudar el trabajo durante una asamblea de todos los jueces. Acordamos poner los intereses nacionales y a los ciudadanos ordinarios por encima porque ellos han sufrido mucho”, dijo el juez Lul.

Lo anterior porque los responsables del sistema de prisiones se habían quejado de que existían muchas personas en prisión esperando que sus casos fueran resueltos.

Previo al mensaje en que se anunció el final de la huelga, James Wani Igga, vicepresidente del país en guerra civil desde diciembre de 2013, dijo que el gobierno estaba analizando las demandas de los jueces.

El atraso judicial que se ha creado será difícil de solucionar en el corto plazo, pues el país de casi 12 millones de habitantes cuenta con poco menos de 300 jueces en el sistema judicial.

Más información africareview.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

Otras Noticias

Suscripción al Boletin