Cenicero con colillas de cigarrillos

A partir de la publicación en el Journal of the National Cancer Institute de un artículo que señala que los filtros de los cigarros incrementan el riesgo de padecer cáncer de pulmón, se está haciendo un llamado a las autoridades de algunos países para que legislen sobre el cambio de diseño de los cigarros.

Los filtros de los cigarros modernos se introdujeron en la década de los años 60. Estos filtros contienen pequeñas aperturas de ventilación, diseñadas para diluir el humo con aire. Su diseño se basa en la teoría de que esto reduce la cantidad de alquitrán producido por el cigarrillo y, por tanto, reduce los riesgos sobre la salud.

Sin embargo, desde que este diseño se perfeccionó en los años 60, la incidencia de cáncer de pulmón de tipo adenocarcinoma, se ha elevado entre los fumadores y representa alrededor del 60 por ciento de carcinoma pulmonar no microcítico, también llamado cáncer de pulmón de células no pequeñas.

Investigadores de la Universidad Estatal de Ohio analizaron documentos internos de las compañías de tabaco y publicaron información científica, dando más peso a los mejores y más relevantes estudios, para proporcionar una visión general a la relación entre la ventilación del filtro y el adenocarcinoma de pulmón.

Así, encontraron que la ventilación del filtro resulta en una menor producción de alquitrán, pero los cigarros se queman menos rápido lo que significa más fumadas por cigarrillo, dando más tiempo para que el carbón se queme y produzca más elementos tóxicos.

Los fumadores, además, dan caladas más hondas, e inhalan partículas más grandes, fumando más cigarrillos al día.

“El uso de los filtros de ventilación en los cigarrillos ha fallado en hacerlos más seguros, es más, probablemente los han hecho más peligrosos”, se afirma en la publicación.

“La FDA [Food and Drug Administration de los Estados Unidos] tiene ahora la autoridad para exigir la eliminación del filtro de ventilación, porque la ventilación no sirve para ningún propósito de salud pública y, en su lugar, proporciona una falsa promesa de reducir el riesgo”, puntualizan los investigadores.

En Australia, país pionero en el empaque plano de las cajetillas, también se ha hecho un llamado a las autoridades para que legislen el cambio del diseño de los cigarrillos.

“Deshacerse de los filtros de ventilación reduciría el daño y haría cigarrillos menos atractivos para los jóvenes fumadores, un resultado ganar-ganar para todos, excepto para Big Tobacco”, declaró sobre este artículo el profesor de salud pública de la australiana Universidad Curtin, Mike Daube. (Big Tobacco engloba a las cinco empresas de Tabaco más grandes que son Philip Morris International, British American Tobacco, Imperial Brands, Japan Tobacco International y China Tobacco).

Por su parte Paul Grogan, director de las políticas de salud pública del organismo Cancer Council Australia, declaró que este estudio da más sustento a los llamados a legislar en Australia sobre la composición de los productos de tabaco. Australia legisló en 2011 sobre las cajetillas de cigarros planas o sin anuncios y esas leyes le valieron algunos litigios, particularmente con Philip Morris.

Además, desde 2005 se emitieron leyes para prohibir la descripción de los productos del tabaco como “light” o “mild”, moderado, por llevar a error a los consumidores.

“La industria del tabaco es famosa por buscar la explotación de cada posible laguna en cualquier medida de salud pública diseñada para reducir el consumo”, declaró Paul Grogan. “Ahora tenemos un caso para conversar con el gobierno sobre otra agenda de reforma legislativa para tomar algunas de estas cosas ".

Y en México, ¿vamos también a conversar el tema?

Más información smh.co.au

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen de smh.co.au

Otras Noticias

Suscripción al Boletin