Miércoles  22 de noviembre  de 2017  10:30 am
Pokémon-Go

Un tribunal de Ekaterimburgo, Rusia, condenó a tres años y seis meses de prisión suspendida al bloguero y youtuber de 22 años Ruslan Sokolovsky, que en septiembre del año pasado filmó y subió un video a su canal de YouTube en el que jugó Pokémon-Go adentro de una iglesia.

El youtuber, que tiene más de 300,000 seguidores en su canal de YouTube y suele hacer videos de mofa de las noticias y con comentarios en contra de la religión, fue detenido y procesado conforme con una ley que se legisló en 2013 a partir del caso del grupo de rock femenino Pussy Riot, y que sanciona insultar los sentimientos religiosos, con multa de hasta un millón de rublos y hasta tres años de prisión.

Además del delito de ofender los sentimientos religiosos, se le encontró culpable de incitar el odio religioso por el contenido de videos y artículos subidos a su blog entre mayo de 2013 y septiembre de 2016 y de tener en posesión un “artículo tecnológico especial”, cuando la policía encontró una pluma con una cámara de video.

El video por el que este joven fue procesado, lo filmó a partir de la noticia que se dio durante el verano de que los jugadores de Pokémon Go podían ser procesados por la ley de blasfemia si jugaban dentro de un templo religioso.

“¿Quién puede sentirse ofendido por que camines por una iglesia con tu Smartphone? ¿Por qué *&%! te encerrarían por eso?”, preguntó en uno de sus videos y se decidió a poner a prueba la ley y a las autoridades dentro de una catedral cristiana ortodoxa.

El video muestra a Sokolovsky jugando en su teléfono enfrente de las veladoras que se suelen prender en las iglesias, mientras se escuchan las oraciones de los fieles. Su video lo ambientó con una mezcla de música ortodoxa y con el tema del popular juego. Al final, este youtuber concluye que su cacería fue exitosa porque nadie lo molestó, aunque, dijo, falló en atrapar “el pokémon más raro que puedes encontrar aquí: Jesús. Dicen incluso que no existe, así que no estoy sorprendido”.

En defensa del youtuber comparecieron ante el tribunal varias personas, incluido el alcalde de Ekaterimburgo, Yevgeny Roizman. Pero también comparecieron testigos que declararon haberse sentido profundamente ofendidos por las aciones del joven.

“Lloré en mi interior”, declaró Andrei Shipintsev, trabajador de la iglesia, cuando explicó cómo se había sentido con la comparación que Ruslan Sokolovsky hizo de Jesucristo con un raro Pokémon. “Tampoco era perfecto a los 21, pero mi madre me enseñó que la iglesia era la iglesia”, dijo este sujeto al rendir su testimonio.

La juez Yekaterina Shoponyaka estuvo a favor de la acusación y explicó que, además, este joven había hecho los videos “para ganar dinero y fama”.

Se trata de un caso que ha dado la vuelta al mundo porque el proceso se fundó sobre una disposición que tiende a limitar la libertad de expresión y que confronta el supuesto secularismo del estado ruso.

Más información themoscowtimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

Otras Noticias

Suscripción al Boletin