Martes  30 de mayo  de 2017  5:20 am
Símbolos de salud

La familia de un trabajador de la cadena de supermercados Inageya en Japón, anunció este martes que las autoridades laborales de la prefectura donde laboraba reconocieron su fallecimiento como karoshi, es decir, muerte por exceso de trabajo.

En Japón, las cifras de trabajadores que sufren enfermedades relacionadas con el exceso de trabajo o que intentan suicidarse o se suicidan por las presiones laborales siguen incrementándose cada año en casi un 50 por ciento. Así, en 2012 se encontró que 338 trabajadores sufrían de enfermedades cerebrales o del corazón relacionadas con el exceso de trabajo y 475 sufrían enfermedades mentales como depresión por razones laborales. De estos, 93 personas se suicidaron o intentaron cometer suicidio.

Por tal motivo, se hicieron reformas laborales tendientes a evitar este problema. Las reformas a la Ley de Salud y Seguridad de Japón iniciaron su vigencia el 1 de enero de 2016 y en ellas se incluyó la obligación de los patrones de ofrecer a sus trabajadores la opción de someterse a una evaluación anual sobre niveles de estrés a fin de evaluar su salud mental.

En el caso dado a conocer este lunes, el trabajador, un hombre de 42 años de edad falleció de un infarto en junio de 2014 y su muerte, después de una investigación, fue clasificada como karoshi pese a que el tiempo extra que laboró no llegó a las 80 horas que se ha tomado como límite máximo de tiempo extra por mes.

La familia alegó que el hombre trabajaba tiempo extra sin compensación antes y después de haber checado la tarjeta de horario laboral. Esta aseveración fue aceptada parcialmente por las autoridades laborales de la prefectura de Saitama donde residía y laboraba el trabajador.

De esta forma, la oficina laboral reconoció que el hombre había estado laborando un promedio de 76 horas extra al mes durante los cuatro meses previos a su enfermedad y fallecimiento. Además, se llamó la atención sobre los horarios irregulares que cubría el empleado.

El que su muerte haya sido calificada oficialmente como producto del exceso de trabajo, otorga a la familia la posibilidad de solicitar compensación por parte del patrón, en este caso los supermercados Inageya, como ya lo hicieron los padres que han solicitado una compensación de 150 millones de yenes (poco más de US$1,382,000) y una disculpa.

Por el momento, un vocero del supermercado declaró que responderán hasta que lean los términos de la notificación.

Por el suicidio de una empleada de 24 años, ocurrido durante la Navidad de 2015, la empresa de publicidad Dentsu, una de las más grandes de Japón, ha estado bajo investigación y existen fuertes rumores de que las autoridades procederán penalmente en su contra por no haber hecho lo suficiente para evitar que sus empleados trabajen más del límite de 80 horas de tiempo extra al mes, límite que se considera dentro de lo razonable. La joven que se suicidó en 2015 llegó a laborar hasta 105 horas extra al mes.

Más información japantimes.co.jp

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen de pixabay.com

Otras Noticias

Suscripción al Boletin