Martes  21 de noviembre  de 2017  7:03 pm
Planta de marihuana

A principios de este mes de abril,  el poder ejecutivo de Uruguay anunció, que, con fundamento en la ley expedida en diciembre de 2013 para regular el uso del cannabis, a partir del próximo mes de julio se empezará a vender en las farmacias registradas, dosis de marihuana producidas por las empresas acreditadas.

La ley, la primera de su tipo en América Latina, establece el control y la regulación por parte del estado de la importación, exportación, plantación, cultivo, cosecha, producción, adquisición, almacenamiento, comercialización, distribución y consumo de la marihuana y sus derivados.

En rueda de prensa, el prosecretario de la presidencia y presidente de la Junta Nacional de Drogas, Juan Andrés Roballo, anunció el pasado 6 de abril que el "2 de mayo vamos a proceder a habilitar el registro de usuarios (consumidores individuales)" del país y "en el mes de julio se va a dispensar el cannabis en las farmacias".

La droga se venderá a 1.30 dólares el gramo y cada consumidor podrá comprar un máximo de 10 gramos por semana. La droga será vendida en presentaciones de 5 y de 10 gramos y, de acuerdo con el funcionario, el precio incluye los márgenes de las empresas productoras, las farmacias vendedoras y el monto que quedará para el Estado y que será utilizado "fundamentalmente para políticas de prevención" del consumo de drogas.

Hasta el momento, Uruguay cuenta con un total de 400 kilos de marihuana producida por dos empresas privadas para iniciar esta última etapa de implementación de la ley, una cantidad que el gobierno sabe que está muy por debajo de la demanda, aunque se confía en que las empresas acreditadas puedan aumentar su producción al iniciar la comercialización de la sustancia.

Respecto de las farmacias, hay registradas 16 para vender la marihuana y el gobierno confía en que por lo menos unos 30 establecimientos se registren para vender la droga, de tal forma que en todas las localidades exista algún establecimiento que la expenda.

La droga legal deberá seguir compitiendo con la que ingresa de forma ilegal al país, pero "el consumidor va a tener certeza de la calidad del producto que está consumiendo por lo tanto los riesgos (asociados a consumir cannabis del mercado ilegal) van a disminuir bastante", expresó Juan Andrés Roballo.

Por tanto se espera que uno de los objetivos de esta ley, que es competir con el “mercado informal” se cumpla.

Más información paginasiete.bo

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

Otras Noticias

Suscripción al Boletin