Lunes  23 de octubre  de 2017  1:29 pm
Reloj

Este lunes, las oficinas de la empresa de publicidad más grande de Japón, Dentsu Inc., fueron cateadas por las autoridades laborales japonesas en búsqueda de evidencia de que la compañía viola las disposiciones laborales en materia de horas extra de trabajo, forzando a sus empleados a trabajar más de las 70 horas extra al mes.

Desde que la Navidad pasada una empleada de 24 años cometió karoshi, o suicidio por exceso de trabajo lanzándose desde un dormitorio del edificio corporativo, Dentsu ha estado bajo la mirada de las autoridades laborales. Por tal motivo la empresa anunció el mes pasado que reducirían el máximo permitido de horas extra al mes, prohibiendo que los empleados permanezcan en las instalaciones entre las 10 de la noche y las cinco de la mañana.

No es la primera vez en estos 10 meses que las oficinas de la empresa de publicidad has sido cateados por las autoridades laborales, pero esta vez se busca evidencia suficiente para poder referir el caso a la fiscalía a fin de que se finquen responsabilidades penales en contra de la empresa.

Bajo la legislación laboral japonesa vigente, las autoridades laborales tienen facultades similares a la policía y pueden realizar investigaciones, hacer arrestos y referir sospechosos a las autoridades.

“Esto no es solo por el suicidio de una joven empleada”, dijo un funcionario del ministerio del trabajo. “Queremos verificar minuciosamente las prácticas de administración laboral de toda la compañía”. Por tal motivo se investigaron las oficinas centrales en Tokio y en las ciudades de Osaka, Kioto y Nagoya.

El pasado mes de septiembre, la oficina laboral determinó que el referido suicidio de la joven empleada, Matsuri Takahashi, está relacionado con el exceso de trabajo, y los padres de la joven se encuentran demandando a Dentsu.

No es la primera vez que Dentsu enfrenta un caso de suicidio laboral. En 1991 un empleado, también de 24 años de edad, cometió suicidio laboral. El caso fue litigado y en el año 2000 la Corte Suprema de Japón concluyó que se había tratado de karoshi y condenó a Dentsu a compensar a los padres del empleado.

Ahora solo queda esperar para saber si la empresa será referida a la fiscalía para que se inicie acción penal en su contra.

Más información japantimes.co.jp

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

Otras Noticias

Suscripción al Boletin