Summer Zervos

En el proceso civil por difamación iniciado por Summer Zervos, que participó en el programa de televisión El Aprendiz, en contra de Donald Trump, el juez dio luz verde para que continúe la demadan en contra del ahora presidente de los Estados Unidos.

La demanda fue presentada en enero de 2017, tres días antes de la toma de posesión de la presidencia por Trump y se inició después de que se divulgó una gravacion entre Trump y un comentarista de televisión en la que el primero dijo: "Tú sabes me siento automáticamente atraído a mujeres hermosas. Simplemente empiezo a besarlas. Es como un imán. Solo beso. Ni siquiera espero. Y cuando eres una estrella, ellas te dejan hacerlo...agarrarlas del coño. Puedes hacer cualquier cosa".

Zervos hizo público que Trump la besó a la fuerza dos veces en 2007 y la atacó en una habitación de hotel, pero Trump respondió negando los hechos: "Nunca la encontré en un hotel", respondió calificándola de "farsante", "una mentira descarada" y "100% mentiras".

Entonces Zervos lo demandó por difamación: "Quiero que el señor Trump sepa que sigo dispuesta a retirar mi caso en su contra inmediatamente sin una compensación económica si él simplemente se retracta de sus falsos y difamatorios testimonios sobre mi y reconoce que dije la verdad sobre él", declaró Summer Zevros.

La defensa de Trump pidió que se desechara la demanda o se difiera el proceso porque un juicio civil en una corte estatal interferirá con las funciones ejecutivas del presidente, además de que las presuntas palabras difamatorias del hoy presidente están protegidas por la Primera Enmienda respecto de la libertad de expresión porque fueron hechas como parte de un discurso político y de declaraciones de opinión. La defensa cerró este argumento afirmando que un presidente en funciones es inmune de demandas por su comportamiento previo a haber asumido el cargo.

Pero el juez rechazó estos argumentos, señalando que  "nada en la cláusula de Supremacía de la Constitución de los Estados Unidos sugiere siquiera que el presidente no pueda ser obligado a rendir cuentas por una conducta ilícita que no guarde relación con ninguna responsabilidad ejecutiva federal".

Asimismo, en cuanto a que se trató de "puro discurso político" el juez señala que sus declaraciones sobre el caso "no pueden caracterizarse simplemente como opinión, retórica acalorada o hipérbole".

El juez explica que Trump, “… la única persona, además de la demandante, que sabe lo que pasó entre los dos, la acusó repetidamente de deshonestidad no solo en su opinión, sino como una cuestión de hecho. No solo afirmó que la demandante dijo 'historias falsas', también señaló que las declaraciones eran 'totalmente falsas' y 'ficción', insistió en que los eventos 'nunca ocurrieron' y que las acusaciones eran '100% falsas'. Un lector o un oyente, consciente de que el acusado sabe exactamente lo que ocurrió, podría razonablemente creer que sus declaraciones transmiten: que la demandante es despreciable porque ella 'inventó' eventos para beneficio personal".

Es muy probable que el caso se vaya a apelación ante una corte de apelaciones de Nueva York, después al Tribunal del 2 ° Circuito y eventualmente a la Corte Suprema, antes de que pueda iniciar formalmente el juicio.

Más información hollywoodreporter.com/thr-esq/

miabogadoenlinea.net                                  

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Otras Noticias

Suscripción al Boletin