Museo Peggy Guggenheim en Venecia

El 7 de marzo, la Cour de Cassation, Corte de Casación, de Francia sentenció a favor de la Fundación Solomon R. Guggenheim en un caso presentado por Sandro Rumney y sus tres hijos, herederos de la hija de Peggy Guggenheim, en 2014.

Se trata de un enredado caso en el que todo queda en familia.

Hagamos historia: Peggy Guggenheim, después de haber visto fracasados sus intentos de abrir un museo en Europa con la impresionante colección de arte moderno que había adquirido, decidió donarla a la Fundación Solomon R. Guggenheim fundada en 1937 por su tío, y que, con el objetivo de coleccionar y preservar arte moderno, actualmente administra varios museos en el mundo.

De esta forma, Peggy, quien estableció residencia durante sus últimos años de vida en Venecia, Italia, donó su colección y su mansión, Palazzo Venier dei Leoni, a la fundación para que su colección fuera exhibida. La donación la hizo estando viva, en 1976, tres años antes de su fallecimiento.

Pues bien, los herederos de su hija Pegeen Vail, demandaron en Francia a la Fundación Solomon R. Guggenheim en 1992 por un supuesto incumplimiento de las condiciones bajo las cuales debía ser administrada la colección. El caso fue desechado, decisión apelada por los herederos, pero antes de que se dictara una sentencia de apelación, las partes llegaron a un acuerdo en 1996.

En 2014, los herederos de Pegeen Vail volvieron a presentar una demanda ante los tribunales franceses, alegando que la Fundación había faltado a los acuerdos de donación al no haber respetado los deseos de Peggy por haber almacenado su colección y exhibido en el palacio de Venecia 83 obras de la postguerra legadas por los coleccionistas de arte Rudolph y Hannelore Schulhof. Estas obras fueron exhibidas durante 4 meses en 2013.

Asimismo, acusaron a la Fundación de haber profanado el lugar donde se depositaron las cenizas de Peggy, al haber rentado los jardines del palacio para fiestas y eventos. Los restos de Peggy Guggenheim se enterraron en una zona del jardín del Palazzo Venier dei Leoni, muy cerca de donde están las cenizas de sus perros.

Esta semana, la Corte de Casación francesa concluyó el caso señalando que el acuerdo al que las partes llegaron en 1996 “no impone restricciones al número o duración de las exhibiciones de otras colecciones ni requiere una constante exhibición de las obras” de la colección de Peggy Guggenheim.

Asimismo, se concluyó que los demandantes no demostraron que la exhibición en el lugar de las obras legadas por los Schulhof u otros “dañara la reputación” de la colección de Peggy Guggenheim.

Respecto de la acusación de profanación, la Corte de Casación, máximo tribunal en materia civil y penal, concluyó que conforme con la ley italiana, aplicable en este caso, los eventos sociales sostenidos en el jardín no equivalen a profanación.

Por tal motivo, la Corte condenó a los herederos de Pegeen Vail a pagar 3,000 euros a la Fundación Salomon R. Guggenheim por los gastos legales incurridos.

Cabe señalar que en 2017 Karole P. B. Vail fue nombrada directora de la Colección Peggy Guggenheim y directora en Italia de la Fundación Salomon R. Guggenheim. Karole Vail es la hija menor de Michael Cedric Sindbad Vail, hermano de Pegeen Vail, y prima de Sandro Rumney, quien presentó la demanda.

“Estamos complacidos, sin embargo, que nuestra prima Karole P.B. Vail fue nombrada hace unos meses como directora de la colección y estamos confiados que ella será diligente en la preservación de la excepcional herencia artística e intelectual de nuestra abuela y bisabuela”, escribieron en comunicado de prensa los demandados, quienes así se han consolado por la decisión de la Corte.

Más información theartnewspaper.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen de guggenheim.org

Otras Noticias

Suscripción al Boletin