Pista de carreras de Fórmula1

El ex director deportivo de las escuderías Benetton y Renault de la Fórmula Uno, el italiano Flavio Briatore, fue sentenciado a 18 meses de prisión por evasión de impuestos en relación con un yate de super lujo registrado en las Islas Caimán.

En 2010 las autoridades confiscaron el yate Force Blue de 63 metros, acusando a Briatore de evadir 3.6 millones de euros por impuestos no pagados por el valor de la embarcación, así como por no haber pagado los correspondientes impuestos por el combustible. En Europa, conforme con una directiva vigente, las embarcaciones registradas fuera de la Unión Europea, como el Force Blue, no pagan impuestos al combustible si abandonan aguas europeas dentro de las siguientes ocho horas al repostaje.

En primera instancia Briatore fue sentenciado a 23 meses de prisión, pero esa sentencia fue apelada. Los abogados del magnate italiano explicaron en su defensa que el yate no es de su propiedad, sino que lo renta a una empresa registrada en Islas Vírgenes.

La fiscalía, que pedía cuatro años de prisión, contraargumentó que Briatore era el dueño de esa empresa y, por tanto, del yate.

Esta no es la primera sentencia condenatoria que este hombre de 67 años recibe. En la década de los años 80, cuando era corredor de bolsa, fue sentenciado por dos cargos diferentes de fraude, con sentencias reducidas en las apelaciones. Briatore no pisó la prisión, sin embargo, porque cambió residencia a Islas Vírgenes y solo regresó a Italia cuando ambas condenas le fueron perdonadas.

En 2008 el escándalo volvió a rodearlo cuando se fue involucrado en rumores de arreglo de carreras. Estos rumores surgieron tras el accidente de Nelson Piquet Jr. en el Gran Premio de Singapur en 2008. El corredor acusó a Briatore y al jefe de ingenieros Pat Symonds de haberle pedido que estrellara deliberadamente su auto para concederle la ventaja a su compañero de escudería Fernando Alonso, quien terminó ganando la carrera. Briatore amenazó con iniciar acción legal en contra de Piquet Jr., pero terminó renunciando al equipo. Por estas acusaciones la FIA, Fédération Internationale de l'Automobile, lo inhabilitó para participar en eventos de la organización, aunque esta inhabilitación luego fue revertida por un tribunal francés que, entre otras cosas, concluyó que en la decisión había intervenido Max Mosley, quien fue director de la FIA, y quien le tenía animadversión.

Pese a que Briatore ha perdido el caso de evasión de impuestos ya dos veces, sus abogados aseguraron que llevarán el caso a la máxima instancia italiana. Ya veremos si su buena suerte lo sigue acompañado y logra evadir, una vez, la prisión.

Más información thelocal.it

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen de formula1.com

Otras Noticias

Suscripción al Boletin