Izq. Greg Hallam Der. Jabba the Hutt

Jabba the Hutt es el personaje de Star Wars que está en medio de una controversia en Australia, específicamente de una demanda que por difamación presentó un funcionario después de que fue comparado con el grotesco gánster que apareció por primera vez en la película El regreso del Jedi.

El demandante es Greg Hallam, director de Local Government Association of Queensland (LGAQ) que es una organización privada que asesora, apoya y representa a los 77 gobiernos locales y les proporciona servicios de compras, empleos ejecutivos, centro de llamadas y seguros.

La demanda por difamación fue presentada por Hallam ante la Corte de Distrito de Brisbane, en contra de Rob Pyne, ex parlamentario estatal independiente, de Jason Ward y Lyn O’Connor, activistas anticorrupción, y de Desmond O’Connor, esposo de Lyn. ¿La causa? Los comentarios que de él hicieron en un perfil de Facebook que discute los temas de corrupción y administración del gobierno local, en uno de los cuales presuntamente lo compararon con la inconfundible figura de Jabba the Hutt, personaje que ha sido descrito como una mezcla entre un sapo y el Gato Cheshire, personaje de Alicia en el País de la Maravillas, novela de Lewis Carroll.

En la demanda se alega que, usando nombres falsos, se hicieron comentarios que incluían una caricatura “mostrando a una criatura cuyo cuerpo tiene una gran semejanza con el bien conocido personaje de ficción de la cultura popular de la franquicia de películas de Star Wars, Jabba the Hutt, en el que la cabeza de Jabba the Hutt muestra una similitud pasable con la apariencia del señor Hallam”.

Los abogados que representan Greg Hallam sostienen en la demanda que una persona ordinaria y razonable sabe que “Jabba the Hutt era la cabeza de una familia criminal…líder de un cartel criminal…el líder de la mafia más poderosa del planeta, Tatooine…que emplea a un séquito de criminales profesionales, caza fortunas, traficantes, homicidas y guardaespaldas para operar su imperio criminal…le gustan las apuestas, las esclavas y la tortura…mantiene animadores a su disposición en su palacio que incluye esclavos, droides y criaturas extraterrestres y …que estaba motivado por lujuria, avaricia y glotonería”.

Greg Hallam, quien ha sido director de LGAQ durante 20 años, asegura que estos comentarios “han dañado gravemente su crédito y reputación” y que han afectado su salud y le han ocasionado “sentimientos de ira frustrada, irritabilidad y mal genio”, además de “aislamiento social”.

Por lo anterior pide al tribunal condene a pagar 750,000 dólares australianos a Rob Pyne y 500,000 a cada uno de los otros tres demandados como compensación.

Sobre la demanda, un vocero de LGAQ ha dicho que la asociación respalda la demanda: “La LGAQ está financiando la demanda ya que tiene la obligación legal de proteger a sus empleados”.

Es una demanda parecida a la que presentó el presidente de Turquía Recep Tayyip Erdogan, en contra de un ciudadano que lo comparó en redes sociales con Gollum, personaje de la novela de J.R.R. Tolkien, El Señor de los Anillos. En este caso, el poder judicial analizó la malignidad de Gollum para saber si la comparación era difamatoria.

Más información smh.co.au

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen theatlantic.com / http://cdn.newsapi.com.au

Otras Noticias

Suscripción al Boletin