Sábado  18 de noviembre  de 2017  8:06 am
Edificio 5Pointz en Brooklyn

El jurado que revisó el caso presentado por 21 artistas del grafiti en contra de un desarrollador inmobiliario de Nueva York falló a favor de los demandantes aunque se trata de una decisión que el juez tomará solo como recomendación.

El proceso se refiere al sitio conocido como 5Pointz en Brooklyn, Nueva York, visible desde el paso del tren No. 7, y propiedad de Jerry Wolkoff. El propietario nunca negó su autorización para que diversos “grafiteros” o artistas del aerosol como se denominan en la demanda, pintaran la fachada del edificio. Sin embargo, una noche de 2013 Jerry Wolkoff ordenó que se cubriera la fachada con pintura blanca y cuatro meses después de ello el edificio fue derrumbado.

El abogado que representó a los artistas del grafiti, Eric Baum, expuso que las pinturas en el edificio estaban protegidas por la Ley de Derechos de Artistas Visuales de 1990, que ha sido utilizada para proteger a los artistas establecidos que han creado obras públicas de “reconocido valor” y que pintan en propiedades de terceras personas.

De esta forma, el abogado Baum expuso que el propietario del edificio no dio aviso legal 90 días antes de la demolición de la propiedad, lo que hubiera dado oportunidad a los artistas de proteger y preservar sus obras.

Por su parte, el abogado David Ebert, representante de Jerry Wolkoff, sostuvo que la mencionada ley no era aplicable porque su objetivo es proteger arte y no el edificio de su representado, lo que puso el dedo en la llaga al cuestionar si el grafiti debe ser considerado arte o no.

Finalmente, el jurado concluyó que el grafiti es arte, protegido por la Ley de Derechos de Artistas Visuales y que el propietario debe resarcir a los 21 demandantes por sus pérdidas.

Sin embargo, casi al final de este proceso, ambas partes acordaron que la decisión del jurado fuera tomada como una recomendación por el juez Frederic Block de la corte de distrito de Brooklyn, por lo que será el juez quien decida sobre este caso y, en su caso, establezca el monto de los daños a ser resarcidos.

Así, ahora ambos abogados están preparando la documentación legal pertinente sobre la validez del veredicto del jurado para que, una vez entregada, el juez Block dicte sentencia.

Pese a que la decisión del jurado no es definitoria en el caso, el abogado Baum se apuntó una victoria: “El jurado estuvo fuertemente de acuerdo con los derechos de los artistas”, dijo. “Este es un mensaje claro de las personas de que el haber pintado de blanco el edificio fue un acto claro y voluntario del propietario”.

Ya veremos qué opina el juez.

Más información nytimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total con crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen de tooflynyc.com

Otras Noticias

Suscripción al Boletin