Sábado  18 de noviembre  de 2017  8:06 am
La Cueillette des Pois, Camille Pissarro

El pasado martes una corte francesa concluyó que la propiedad de una pintura del impresionista Camille Pissarro es de los descendientes de Simón Bauer, un empresario judío cuyos bienes fueron decomisados en 1943 por el régimen francés que firmó el armisticio con el gobierno nazi.

Se trata de la pintura titulada La Cueillette des Pois, Recogiendo guisantes, firmada por Pissarro en 1887 y que hasta 1943 perteneció a Simón Bauer cuando le fue decomisada por el gobierno francés. En 1995 fue adquirida en una subasta en Nueva York por Bruce y Robbi Toll por US$800,000.

Los descendientes de Simón Bauer habían estado contendiendo la propiedad de la obre sin éxito, hasta que a principios de este año los Toll la cedieron en préstamo al Museo Marmottan en París. De esta forma en mayo presentaron una demanda, la que fue aceptada por el tribunal francés que ordenó la confiscación de la obra hasta en tanto no se resolviera su propiedad.

Este martes 7 de noviembre ese tribunal concluyó que la pintura fue indebidamente decomisada por los nazis, siendo actualmente considerado arte robado.

Se trata de un veredicto que no ha complacido a los Toll, cuyo abogado Ron Soffer declaró que sus clientes “están muy decepcionados por no poder recuperar esta pintura a la cual se encuentran muy ligados. Ciertamente, apelarán”.

El abogado Soffer agregó que sus clientes adquirieron la obra de buena fe. “Ellos no consideran que les corresponde pagar por los delitos cometidos por el régimen Vichy”, nombre con el que se conoce al gobierno francés colaboracionista con los nazis.

Durante el régimen nazi se tomaron de sus legítimos propietarios miles de obras de arte con la finalidad de crear un museo en la ciudad natal de Adolfo Hitler. Ese proyecto no se logró realizar y gracias a la intervención de expertos de arte un poco antes del final de la guerra, mucho de ese arte pudo ser protegido y recuperado.

Conforme a cifras de la Conferencia de Bienes de la Era del Holocausto, celebrada en la República Checa el año pasado, de las 650,000 obras robadas, en 2009 cien mil de ellas no habían sido regresadas.

En el caso de Francia, en 2013 el Senado reportó que gracias a las notas de la historiadora del arte Rose Valland, 45,000 obras de arte se recuperaron de los depósitos en que habían sido almacenadas y dos terceras partes de ellas fueron regresadas a sus propietarios originales.

De las piezas que fueron catalogadas como “huérfanas”, algunas se vendieron y más de 2,000 fueron clasificadas como MNR, Musees Nationaux Recuperation, lo que significa que fueron entregadas a la custodia de diferentes museos.

Entre 1950 y 1954 las obras fueron exhibidas para luego haber quedado en el olvido durante 40 años. A partir de la década de los años 90 se reiniciaron varios procesos para la recuperación de las obras y se crearon incluso bases de datos para registrar las obras perdidas o robadas por los nazis.

En 1998 fue firmada la declaración de Washington por 44 países que se comprometieron a hacer su mejor esfuerzo para regresar a los herederos de los legítimos propietarios las piezas robadas durante el régimen nazi.

Diferentes tribunales han decidido casos respecto de muchas obras de arte, algunas de ellas de enorme valor, siendo un caso especial la llamada colección Gurlit, creada por Hildebrand Gurlitt, un comerciante de arte que hizo fortuna y fama en la época nazi comerciando con el llamado Entartete Kunst o arte degenerado, como bautizó el régimen nazi al arte moderno. Esta colección, que su hijo Cornelius logró mantener oculta durante muchos años, consta de más de 1,400 piezas entre las que hay trabajos de Cézanne, Corot, Gaugin, Liebermann, Manet, Pissarro, Renoir y Toulouse-Lautrec.

Al tratarse de una decisión de primera instancia, el destino de La Cueillette des Pois no ha sido totalmente definido, habiendo ganado apenas la primera pelea los descendientes de Simón Bauer. Ya veremos qué opinan instancias judiciales superiores, aunque en otros casos no ha tomado como argumento válido el desconocimiento del origen de la obra en cuestión.

Más información timesofisrael.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

Otras Noticias

Suscripción al Boletin