Jueves  17 de agosto  de 2017  7:33 am
Micrófono, computadora

Gracias a nueva información obtenida por un podcast que narra crímenes reales, Kaj Linna, un ciudadano sueco que fue sentenciado por homicidio y robo, salió libre esta semana después de haber pasado los últimos 13 años de su vida en prisión.

El podcast se llama Spår y es similar al popular podcast estadunidense Serial. En Suecia, es narrado por Anton Berg y Martin Johnson y fue lanzado en 2015 con el análisis, en cinco episodios, del caso del que Kaj Linna terminó siendo sentenciado.

Este caso se remonta a 2004 cuando dos hermanos fueron atacados en una granja en el norte de Suecia. Uno de ellos falleció y el otro fue encontrado malherido, días después. En sus declaraciones, la víctima dijo que reconoció la voz de un hombre con quien habían hecho negocios en el pasado y que les había resultado amenazante.

El sujeto identificado tenía una coartada, pero apuntó la investigación hacia Kaj Linna, quien fue identificado por otra persona que terminó convirtiéndose en el testigo principal del caso. Este tercer sujeto dijo que Linna le había comentado de sus planes para asaltar a los hermanos.

Sin contar con evidencia forense y basado exclusivamente en el testimonio de esta persona, Kaj Linna fue encontrado culpable de los delitos de robo, lesiones y homicidio. Desde esa sentencia, Linna ha negado su culpabilidad y había estado solicitando la reposición del proceso debido a numerosos errores procesales.

En declaraciones al podcast Spår, el testigo principal cambió su versión y, con fundamento en ello, y en otras versiones que dio para un documental, la Suprema Corte de Suecia ordenó el año pasado la reposición del proceso que terminó por concluir en la falta de evidencia suficiente para la condena de Linna.

"Mi tiempo en la cárcel fue completamente perdido, inútil”, declaró Kaj Linna al salir de prisión, aclarando que solicitará al estado sueco un resarcimiento del daño, sabiendo, sin embargo, que el dinero no le repondrá ese tiempo.

“Me sorprendería si la compensación a Kaj Linna no rompe un récord”, declaró a los medios el profesor de Derecho, Mårten Schultz, de la Universidad de Estocolmo. Lo anterior porque en un caso similar, Joy Rahman, un hombre que pasó ocho años en prisión por una condena equivocada dictada en 2002, recibió 10,2 millones de coronas suecas como compensación, más de un millón de dólares.

Esta condena, basada en un solo testimonio, es parecida a la emitida en Colombia en la que un juez dictó la culpabilidad por homicidio de hombre basado en el testimonio de un brujo contratado por la familia de la víctima.

Más información thelocal.se

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen pixabay.com

Otras Noticias

Suscripción al Boletin