Martes  30 de mayo  de 2017  5:04 am
Televisión antigua

En una decisión dada a conocer este miércoles, un tribunal de Hamburgo, Alemania, concluyó que el hecho de que un comediante haya llamado a la líder del partido Alternativa para Alemania, AfD, por sus siglas en alemán, “puta nazi” en un programa de televisión, no es difamatorio.

El comentario fue realizado por Christian Ehring en el programa de televisión Extra 3, el 27 de abril, mientras comentaba los hechos del día y la declaración de Alice Weidel, candidata opositora a la canciller Angela Merkel en las próximas elecciones generales, de que la corrección política pertenece al basurero de la historia.

“Muy bien, entonces si la corrección política se ha acabado, hablémonos incorrectamente. La puta nazi está allá”, dijo Ehring.

Para Alice Weidel el chiste no tuvo gracia y decidió presentar una demanda bajo el argumento de que se trataba de una declaración difamatoria que la ponía en riesgo.

El tribunal de Hamburgo opinó que la frase no era difamatoria y que se encontraba protegida por las leyes alemanas de libre expresión bajo la definición de sátira. Así, dijo el tribunal, la frase se debía entender como una broma respecto de las declaraciones de la líder del AfD sobre la corrección política.

{loadposition aaa}

En la sentencia se explica que el calificativo de nazi deviene del hecho de que “en una gran porción de la población, el AfD es percibido como un partido de derecha e incluso de extrema derecha”. Respecto de la palabra puta, el tribunal reconoció que, si bien la palabra tiene connotaciones sexuales, es claro para el televidente que en la frase discutida “esa descripción fue usada porque la quejosa es mujer y el comentario de ninguna forma es verdadero”.

Alice Weidel no está de acuerdo con la decisión y ha declarado que planea apelar.

“Esta decisión muestra qué tan lejos puedes ir bajo la protección de la sátira en Alemania. Una frase difamatoria tan agresiva que implica un riesgo para la seguridad de la señora Weidel, parece no molestar al tribunal”, declaró sobre el tema un vocero del AfD.

Probablemente cuando Recep Tayyip Erdogan, presidente de Turquía, recibió un revés semejante en los tribunales alemanes por el “poema” que el comediante Jan Böhmermann leyó en televisión, en el que lo calificaba de violador de cabras, los miembros del AfD no opinaban lo mismo respecto de las leyes alemanas sobre la libertad de expresión. Pero no es lo mismo mirar los toros desde la barrera que desde el ruedo.

Más información thelocal.de

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

Otras Noticias

Suscripción al Boletin